El FMI respondió a Argentina que las sobretasas son importantes para ayudar a los países que lo necesitan

El vocero del Fondo Monetario Internacional, Gerry Rice, dio hoy un mensaje contundente al gobierno de Alberto Fernández, al advertir que las sobretasas que se cobran a los países deudores son importantes para equilibrar las cuentas del organismo y seguir siendo prestamista de los países que lo requieren.

Durante la conferencia de prensa semanal que ofrece en Washington, el portavoz se refirió al pedido que Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán, llevaron la semana pasada en la gira por Europa, donde plantearon la necesidad de que el FMI modifique el esquema de intereses que cobra actualmente a los países deudores, teniendo en cuenta la crisis económica que generó la pandemia.

Al respecto, Rice aclaró que las sobretasas “son una parte muy importante del marco de análisis de riesgo, porque permite que el FMI continúe siendo prestamista de última instancia para los países en situaciones de crisis”, dado que estos fondos son un refuerzo necesario para los recursos del organismo.

Además, Rice enfatizó que estos altos intereses sólo se aplican “cuando el crédito pendiente de un país es muy grande y prolongado”. Sin duda, ese es el caso de Argentina, que mantiene una deuda de casi US$ 45.000 millones con el organismo desde 2018.

Por el contrario, el vocero señaló que la mayoría de los países más pobres tienen préstamos del Fondo a tasas casi nulas y sin sobretasas.

La baja sustancial de estos altos intereses fue el eje de la misión oficial que Fernández y Guzmán cumplieron la semana anterior en Portugal, Francia, España e Italia, donde se entrevistaron con los mandatarios de esos países para lograr el apoyo en este reclamo.

A pesar de las expresiones de buena voluntad y el respaldo de los cuatro mandatarios europeos durante la gira, las palabras de hoy de Rice parecen haber dado un baño de realidad a las autoridades argentinas.

Rice agregó que el pedido de Argentina será analizado por el board y volvió a destacar que el país y el FMI están manteniendo conversaciones “constructivas” para dar solución al problema de la deuda, aunque admitió que no hay plazos fijados para cerrar un acuerdo de reestructuración.

Agencia Nuevas Palabras


Open chat