Casi 70 pistolas fueron robadas a una fábrica de armas de Ramos Mejía

La esquina de las calles 25 de Mayo y Alvear fue el escenario donde comenzó un raid que terminó con el robo de 67 pistolas pertenecientes a la fábrica de armas Bersa, de Ramos Mejía.

El suceso se produjo ayer, después de las 9:00, cuando un automóvil interceptó a la camioneta de la empresa y dos delincuentes subieron a bordo del vehículo que transportaba las armas, al tiempo que obligaron al chofer a conducir hasta la intersección de Cerrito y Caupolicán.

En ese lugar cargaron las cajas con las pistolas calibre 9. 380 y 22 a un Chevrolet Corsa para luego escapar rápidamente y dejar al chofer ileso.

El fiscal José Luis Maroto, titular de la UFI Nº13 de La Matanza, calificó el hecho como robo agravado por el uso de armas de fuego, en tanto, que los investigadores creen que el envío de las armas iba en dirección a la Ciudad de Buenos Aires para luego ser transportadas y distribuidas a diferentes armerías en el país, según Infobae.

La fábrica Bersa, ubicada en Magallanes al 700 y que funciona desde hace más de 60 años, es una de las empresas líderes en la fabricación de armas cortas para uso civil, deportivo y de Fuerzas de Seguridad y “produce unas 90 mil pistolas que son exportadas a 36 países, entre ellos, Estados Unidos, el mayor comprador”, según datos suministrados por la firma.

Este robo se suma al faltante de 15 armas, detectado hace unos meses, en la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (UTOI) de la Policía Bonaerense en Puente 12. Luego de una serie de procedimientos los investigadores detuvieron a dos delincuentes con antecedentes acusados de vender por Facebook dos de las pistolas Bersa Thunder calibre 9 milímetros con kits RONI (adaptadores para darles el aspecto de un fusil de asalto) que serían parte del lote desaparecido.

En relación con el episodio fueron desafectados tres efectivos que se desempeñaban en el sector Armería y se está investigando la relación que tendrían con bandas de las zona sur del Gran Buenos Aires.