Penas de hasta 24 años para la “Banda del Focus” por tres secuestros extorsivos en zona oeste

Cinco hombres fueron condenados a penas de hasta 24 años de prisión por haber conformado la denominada “Banda del Focus” que en 2019 cometió tres secuestros extorsivos y varios robos en la zona oeste del conurbano, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de una organización cuyo líder, Matías Gabriel Pereyra (32), al ser detenido en abril de 2019 en su casa de Mariano Acosta por la DDI de Morón, se resistió a balazos, terminó herido de un tiro en una pierna y en un video difundido en el momento de ese procedimiento confesó que era “ladrón y secuestrador”.

El Tribunal Oral Federal 5 de San Martín condenó a Pereyra a una pena única de 24 años de prisión; mientras que le impuso 21 años de cárcel a Alan Pablo Mayorano (25); 17 a Eduardo Oscar Carabajal, alias “Papilo” (31); 13 años y seis meses a Braian Esteban Aquino, alias “Ito” (20); y cinco años a Juan Eduardo Orona (43).

Tal como solicitó en su alegato el fiscal de juicio Carlos Cearras, los delitos por los que fueron condenados -los cuatro primeros como coautores y el quinto como partícipe secundario-, son secuestro extorsivo agravado por el cobro del rescate y por haberse cometido con la intervención de tres o más personas, robo agravado y asociación ilícita.

Según lo acreditado durante la instrucción por el fiscal federal de Hurlingham Santiago Marquevich, titular además de la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (Ufese) y ahora en el juicio, la “Banda del Focus” –denominada así por el auto que empleaban en casi todos los hechos-, cometió tres secuestros extorsivos en 2019.

El primero fue el de un empresario secuestrado el 27 de febrero de ese año cuando la víctima –sus iniciales son P.M.- salía de su inmobiliaria de la calle Independencia al 400 de la localidad de Marcos Paz, y fue abordado por la banda que le efectuó un par de disparos intimidatorios cuando quiso escapar corriendo, pero finalmente lo llevaron cautivo en el Ford Focus con el que habían llegado.

El secuestro tuvo testigos que llamaron al 911, por lo que un móvil policial mantuvo una breve persecución, durante la cual los delincuentes apuntaron a la cabeza a la víctima y le gritaron a la policía “tenemos un secuestrado, no tiren”, tras lo cual pudieron escapar.

A la víctima la retuvieron varias horas en un domicilio de esa misma localidad, y la liberaron luego de que su familia pagara un rescate de 35.000 dólares y 130.000 pesos en la localidad de Pontevedra, partido de Merlo, cuando incluso en el momento de la captura al propio inmobiliario ya le habían robado una mochila con 120.000 pesos en efectivo.

Luego se determinó que se trataba de la misma banda que el 5 de febrero de 2019 había secuestrado a hombre –sus iniciales son J.M.-, cuando fue a visitar a su contador en un domicilio de la calle Venezuela al 2300 de la localidad de Ituzaingó.

La “Banda del Focus” mantuvo de rehén en esa casa al contador y a la esposa de la víctima, mientras que el secuestrado ofreció ir a su propia vivienda en Marcos Paz, donde les pagó 20.000 dólares por su propio rescate.

No conformes con eso, los secuestradores llamaron al hijo de J.M., pidieron más dinero, fueron a su casa, cobraron otros 60.000 dólares y se lo llevaron como segunda víctima, hasta que a 15 cuadras padre e hijo fueron liberados.

El tercer secuestro -primero en el orden cronológico-, ocurrió el 16 de enero de 2019 y tuvo como víctima a una mujer -R.G.- , que fue capturada por la banda cuando estacionaba frente a su casa de la calle Carlos Reyles al 3300 de Ituzaingó.

Los delincuentes llamaron a su expareja y le pidieron un rescate de 100.000 dólares, aunque luego negociaron con el hermano de la mujer la entrega de 45.000 dólares, tras lo cual fue liberada en San Antonio de Padua.

En la sentencia –a la que accedió Télam-, la banda fue condenada además por otros cuatro hechos de “robo agravado por el uso de armas” cometidos con la modalidad de “entraderas” en distintas localidades del oeste del conurbano.

La organización era liderada por Pereyra, cuya detención, el 9 de abril de 2019, tuvo como particularidad que la Policía de la Provincia de Buenos Aires difundió un video de aquel allanamiento en su casa de Mariano Acosta, donde Pereyra recibió armado a los policías y terminó herido de un tiro.

En el video se pudo observar que la policía irrumpió al domicilio mientras Pereyra estaba tirado en un colchón mirando la serie “Dr. House” y ya herido de un balazo en la pierna y mientras esposado se recuperaba en una silla, les dijo a los efectivos: “Yo me voy a hacer cargo de todo lo que hice, no soy ningún nene de mamá, soy ladrón y secuestrador. Todos los autos están prendidos fuego”.

Poco después, apareció en el lugar su mujer, con una beba en brazos, y Pereyra le dijo: “Si te llevan en cana, yo me voy a hacer cargo de todo. Adonde entrés, cárcel que sea, vos parate de mano y recagala a puñaladas a cualquiera que esté ahí adentro que después yo voy a hacer quilombo para que nos veamos, ¿listo?”.

“Nos vamos a cruzar en un penal después, no sé hasta cuando nos vamos a ver, cuidá a la bebé”, agregó el detenido mientras su mujer lloraba.

Por este hecho, en el juicio Pereyra también fue condenado por “resistencia a la autoridad”.


Open chat