Hoy comienza la intensificación del regreso a la presencialidad en las escuelas matanceras

Las escuelas matanceras intensificarán desde hoy el regreso a la presencialidad en clase para lo cual aplicarán un sistema de “retorno cuidado” y progresivo, con burbujas, distanciamiento social, ventilación, uso de barbijo e higiene de manos junto al monitoreo constante de la situación epidemiológica del coronavirus en cada localidad del distrito.

La Dirección General de Escuelas y Educación bonaerense confirmó que desde hoy entrarán en vigencia las nuevas medidas para ampliar la presencialidad en las clases y remarcó que cada semana se realizará un testeo muestral con un procedimiento no invasivo y de resultado inmediato para el que se requerirá el previo consentimiento informado de los adultos responsables de cada estudiante.

En el caso de La Matanza, aún no se sabe la cantidad de escuelas que comenzarán a trabajar a partir de hoy con el nuevo esquema de presencialidad debido a que los establecimientos iniciaron un proceso de evaluación para determinar las posibilidades de implementación para luego transmitirlo a sus comunidades educativas.

Desde la seccional La Matanza del SUTEBA se manifestaron en contra de la medida debido a que “muchas las escuelas del distrito no están en condiciones edilicias para esta propuesta de la resolución. En muchas escuelas no hay la ventilación necesaria para seguir teniendo ciertas garantías ante la amenaza que sigue siendo el COVID”, de acuerdo a un comunicado difundido por el gremio.

La directora de Escuelas bonaerense, Agustina Vila, dijo que “la mejora en los indicadores epidemiológicos junto al avance en la campaña de vacunación nos permite aplicar en forma responsable nuevas instancias que continúen fortaleciendo la presencia cuidada en las aulas y garantizando el derecho social a la Educación y a la Salud”.

“Lo que hoy comienza es una nueva etapa en la que se flexibiliza una vez más porque ya hemos tenido una flexibilización hace una semanas atrás con la cantidad de estudiantes. Ahora, los estudiantes que siempre estuvieron y seguirán en burbujas, tal vez puedan estar todos en el curso, siempre y cuando se den las condiciones acorde a las medidas del aula”, añadió.

Entre las medidas adoptadas se encuentra la modificación del distanciamiento que pasará de 1,5 metros a 90 centímetros en el caso del alumnado, aunque la separación con los docentes continuará en los 2 metros.

Por otra parte, las autoridades aclararon que cada equipo directivo de las escuelas les informará a las familias la manera en la que se implementará el proceso de presencialidad de acuerdo a las características de cada establecimiento.

El Consejo Federal de Educación aprobó una propuesta para regresar a la “presencialidad plena” en las escuelas desde el 1° de septiembre en forma progresiva de acuerdo a lo que disponga cada provincia, en un esquema con protocolos que incluye una distancia de 1,5 metros a 90 centímetros en las aulas, el uso obligatorio de barbijos y ventilación cruzada y, según Trotta, “si la situación sanitaria se complejiza, se reducirá la presencialidad en los escenarios de mayor complejidad epidemiológica”.