La inflación de alimentos se aceleró en la tercera semana del mes

(Por Carlos Lamiral – Agencia Nuevas Palabras) – Durante la tercera semana del mes la inflación de alimentos pisó el acelerador. Los productos de la canasta básica promediaron un incremento del 1,7%, lo que implicó un avance del 1,5 puntos en relación a la semana anterior.

Se trata de estimaciones de la consultora LCG en base a una muestra de 8000 puntos de venta.

“El índice de alimentos y bebidas presentó una inflación mensual de 3,5% promedio en las últimas cuatro semanas y 3,9% como punta a punta en el mismo periodo”, señala el informe privado. 

Los datos ponen incertidumbre sobre la posibilidad de que se mantenga por lo menos hasta fin de año la desaceleración de los precios, tal cual se vió en agosto, con una inflación de 2,5% en el panel general..

Marcos O’Coonor, economista de la Fundación Mediterránea, señaló que “con datos a agosto, la inflación núcleo acumula 55,5 % en doce meses, lo que marca una diferencia de 18,3 puntos con los precios regulados que subieron 37,2 %”.

En un informe reciente, O’Connor señala que “en agosto, el Índice de Precios al Consumidor relevado por el INDEC registró una variación mensual de 2,5 % y una suba de 51,4 % en su medición interanual”. 

Al respecto, sostuvo que “la inflación núcleo, aquella que no tiene en cuenta los bienes y servicios regulados y/o estacionales, aumentó en agosto un 3,1 % mensual y un 55,5 % en doce meses”. “Por otro lado, los precios regulados aumentaron un 1,1 % mensual, y registraron una variación de 37,2 % en doce meses, 18,3 puntos porcentuales por debajo de la inflación núcleo”, explicó.

Considerando la canasta de precios libres del IERAL, si se toman los últimos tres meses, se tiene una inflación anualizada de 43,5 %, mientras que para el IPC núcleo este guarismo alcanzó un 47,4 % y los precios regulados un 25,6 %

Por otro lado, con los datos del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, se tiene que la inflación mensual de agosto fue de 2,9 % y, desde diciembre, acumula una suba de 30,8 %, 1,5 puntos porcentuales por debajo de lo registrado a nivel nacional.

“En cuanto a los precios regulados, a nivel nacional la suba acumulada en lo que va de 2021 es de 27,7 %, que compara con el 18,9 % registrado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, reflejando el sesgo antifederal que implica el congelamiento de tarifas, ya que en muchas provincias no se aplican los subsidios a los servicios públicos que tienen vigencia en la ciudad de Buenos Aires y parte del conurbano”, advirtió el economista