Vecinos de Virrey del Pino contaminados por Klaukol realizarán hoy un acampe frente a la Municipalidad

Los vecinos que habitan en el barrio Las Mercedes, de Virrey del Pino, se movilizarán hoy frente a la Municipalidad de La Matanza para conmemorar el primer acampe realizado en 2016, a través del cual denunciaron las enfermedades que padecen por la contaminación producida por la empresa de construcción de adhesivos y pastinas Parex-Klaukol.

Hoy a las 16:00 se reunirán las víctimas de la contaminación en la Plaza ‘San Martín’ de San Justo, frente a la sede que simboliza el poder local, para reclamar la intervención de las autoridades municipales ante el accionar contaminante de 51 fábricas, nueve de las cuales son consideradas críticamente dañinas para el medio ambiente, entre las de que se destaca Klaukol.

La mujer que se apropió del reclamo de su comunidad para tratar de cambiar la realidad en la que vive todo un barrio es Susana Aranda, que explicó el objetivo de su lucha: “vamos a pedir por el derecho a la vida sana y que el intendente pare de negociar con nuestra salud. Les pido a todas las organizaciones sociales que estamos en lucha y a todos los matanceros que esto sea visible y salga de La Matanza, para que se sepa que hay 10 vecinos muertos”.

Para que el reclamo no pase desapercibido los organizadores del acampe realizarán una radio abierta para explicar lo que es convivir en un ambiente tóxico, enfermarse y no se recibir respuestas por parte de las autoridades.

Aranda, por otra parte, aseguró que “es una triste conmemoración porque es una barbaridad esperar años para recibir justicia. La justicia para nosotros que pertenecemos a la clase trabajadora no existe”.

 “Nuestra lucha lleva 12 años y 5 desde ese mes de noviembre de 2016 en el que decidimos acampar y hacer una huelga de hambre para visibilizar que en Virrey del Pino nos están matando con contaminación”, aclaró Aranda.

“Virrey del Pino no es lugar apto para vivir, la contaminación es tan grande que genera cáncer en los habitantes. Klaukol es una planta industrial que mata gente y estamos condenados a morir”, aseguró la mujer.

Actualmente, hay 240 casas en el barrio y el 90% de los habitantes viven con problemas respiratorios y renales. El lugar de los acampes varía según lo que se decida desde la Asamblea, a veces la realizan frente a la fábrica, otras frente al Municipio y en ocasiones en los portones de las embajadas de Francia y Suecia, de donde creen que son los dueños de las industrias.


Open chat