Por el calor se doblaron las vías cercanas a la Estación Ramos Mejía

La ola de calor que sufre el AMBA provocó consecuencias en las vías del Ferrocarril Sarmiento a la altura de la Estación Ramos Mejía, al doblarse ayer los rieles por los efectos de la dilatación térmica producida por las altas temperaturas.

Desde la empresa Trenes Argentinos explicaron que en la unión de las guías de las vías se deja un pequeño espacio para facilitar la dilatación de los rieles y evitar, de esa manera, que se produzcan ciertos fallos.

Por esta razón, es común utilizar las llamadas juntas de dilatación que están formadas por espacios libres que permiten que los distintos fragmentos que forman la estructura puedan aumentar o disminuir su tamaño sin deformarse.

Detalle de la junta de dilatación.

El periodista especializado en Transportes, Gonzalo Ciarleglio, indicó que “los distintos tramos de rieles están soldados unos con otros para formar lo que se denomina un riel largo soldado, que depende el sector puede tener entre 100 y 400 metros de extensión”.

Ciarleglio, aclaró que “ese riel, cuando se coloca sobre los durmientes, se lo tensiona teniendo en cuenta las temperaturas máximas y mínimas que la vía va a tener que soportar”. Si esas variaciones térmicas se superan sucede el fenómeno ocurrido en las cercanías de la estación de Ramos, el riel se dilata en exceso y se deforma.

De esta manera, si las vías estuviesen unidas de forma continua sufrirían constantes esfuerzos internos de tracción y compresión. Tracción con el aumento de temperatura al dilatarse y contracción con la disminución de la temperatura.


Open chat