Se incrementó el uso de inhibidores de alarmas para robar pertenencias de los autos estacionados en la zona céntrica de Ramos Mejía

El robo de las pertenencias de un auto estacionado el pasado miércoles al mediodía en Avenida de Mayo al 200 en pleno centro de Ramos Mejía, a través del uso de un inhibidor de alarmas, es el último de una serie de delitos cometidos a través de esta modalidad que se incrementó en la ciudad en los últimos dos meses.

Las imágenes tomadas por una cámara de seguridad muestran como un joven, de remera blanca y bermudas, se acercó al vehículo estacionado luego de que el dueño se alejó del rodado. Con suma tranquilidad abrió la puerta e ingresó al auto, luego de unos pocos minutos descendió para abrir el baúl, sustrajo las pertenencias y alejó.

Este tipo de modalidad delictiva se concentra en particular en Avenida de Mayo, entre Rivadavia y Chacabuco, y cobró notoriedad en los primeros días de febrero a partir de la detención de un delincuente por parte de los vecinos, en la esquina de la Comisaría Oeste 2da de la ciudad, cuando se disponía a robar las pertenencias de un vehículo luego de haber utilizado un inhibidor de alarmas.

Los lugares más frecuentes donde suceden estos robos son las zonas de mayor actividad comercial y bancaria, en las que las personas descienden de su auto apresuradamente y con descuido, aclaran especialistas en seguridad.

Los dispositivos utilizados tienen la facultad de anular la alarma y el cierre centralizado de las puertas a distancia. Cuando una persona desciende del vehículo y cree haber activado el sistema de seguridad, los delincuentes con el inhibidor logran que quede abierto.

Por lo general, cuando el conductor desciende del vehículo, aprieta el botón del control para activar la alarma y, al escuchar el ruido piensa que se conectó, pero lo que primero se activa es la parte eléctrica, no la mecánica, por lo que la puerta queda abierta y la alarma desactivada.

Para prevenir el uso de inhibidores hay que chequear que la puerta quede bien cerrada luego de accionar el comando a distancia o bien cerrar las puertas y activar la alarma de manera manual con la llave, aunque no todos los vehículos tienen esa opción.

La velocidad con la que pueden actuar hace que la prevención de estos hechos delictivos sea compleja. A partir del crecimiento de estos casos, el Ministerio de Seguridad de la Nación hizo un intento por legislar el uso de los inhibidores o bloqueadores, aunque la resolución nunca entró en vigencia.

Le robaron más de 50 mil pesos a una pareja en Lomas del Mirador

Una familia compuesta por una mujer oriunda de la ciudad, pero cuyo marido e hijos son españoles, vinieron a vacacionar desde Barcelona y fueron víctimas de un asalto en una heladería de Lomas del Mirador.

Dos motochorros, siguieron a la familia hasta una heladería después de vender dólares en una casa de cambio. Una vez que el hombre y la mujer ingresaron al local, un sujeto le sustrajo la cartera, pero ante la sorpresa de la pareja el intento de resistencia fue en vano, por lo que el ladrón salió rápidamente del local y se subió a una moto en la que estaba su cómplice y huyeron de la escena del robo con los 50 mil pesos y los documentos de la familia.