Asamblea Legislativa bonaerense: el gobernador aseguró que se inicia una etapa de “recuperación y desarrollo”

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, al inaugurar la 150° Asamblea Legislativa en la Legislatura provincial de la ciudad de La Plata, se comprometió a que los próximos años serán de “recuperación y mayor desarrollo”, y aseguró que “no habrá ningún tipo de ajuste”. El mensaje se extendió durante casi 3 horas e incluyó un pormenorizado detalle de lo realizado en los dos primeros años de su Gobierno en un contexto de pandemia,

“Gracias a la responsabilidad y solidaridad del pueblo evitamos el colapso sanitario que hubiera multiplicado las muertes, pusimos en marcha el plan de vacunación público, gratuito y federal más grande de la historia. Esta vacuna ha permitido superar la crisis, recuperar encuentros, abrazos y derechos que la pandemia nos había quitado”, destacó.

Al aludir al conflicto bélico de Europa “de consecuencias imprevistas” y que “desató disparada de precios, del petróleo, de la soja”, Kicillof señaló que en ese marco “hoy es necesario cada vez más fortalecer las instancias públicas de protección social. Vamos a salir con más Estado, no con menos Estado”, subrayó.

El gobernador bonaerense detalló que “la actividad económica provincial presentó en 2021 un crecimiento del 10% en relación con el año anterior, impulsado principalmente por la industria manufacturera, que registró un crecimiento del 16,2%, y por la actividad de la construcción, que acumuló un alza anual de 29%”.

“Esta recuperación económica no es algo ‘natural’ ni un mero rebote de la economía. No hubiese sucedido sin la participación de un Estado presente y un Gobierno que acompaña a todos los sectores productivos a través de múltiples medidas de fomento económico. Nuestra acción de Gobierno se rige por un objetivo claro: proteger el trabajo y la producción bonaerense”, puntualizó.

El mandatario provincial remarcó que “en la provincia de Buenos Aires no hay lugar para el ajuste, después de una crisis estamos empezando a caminar y nadie tiene derecho a cortarnos las piernas”.

“Hay demasiadas heridas para reparar, deudas que atender en el terreno de lo social, proyectos para realizar como para someter al pueblo a otra etapa de ajuste. Los bonaerenses ya hicieron suficiente sacrificio. Trabajamos para saldar la deuda pero la deuda con el pueblo bonaerense, que es la más importante. No fueron los bonaerenses los que fueron al FMI y concedieron este crédito. El FMI tiene que entender que necesitamos instrumentos para defender al pueblo y seguir creciendo”, afirmó.

Asimismo, expresó que “la negociación con el FMI busca evitar una catástrofe y atenuar las lamentables consecuencias de este préstamo que fue solicitado y concedido de manera igualmente irresponsable e irregular. Más que un préstamo, fue una verdadera trampa y de esa trampa estamos intentando salir. No puedo dejar de manifestar el repudio al macrismo y al FMI por haber dejado al pueblo argentino sometido a esta deuda impagable”.

El gobernador provincial sostuvo: “me comprometo a que en la provincia los próximos 6 años serán años de recuperación, seis años de transformación y desarrollo trabajando por una vida más digna, más justa y feliz”.