miércoles, mayo 22, 2024
CONTAMINACIÓN EN VIRREY DEL PINO

La concejala Greco pidió al Ejecutivo municipal que regule el uso del glifosato en Virrey del Pino

La lucha de los vecinos infectados con glifosato en Virrey del Pino no cesa. Desde hace cinco meses, cuando se comprobaron los primeros casos de envenenamiento en sangre a causa del uso de este herbicida comenzaron con una campaña para que las autoridades municipales y organismos estatales intervengan en favor de la salud de los habitantes del barrio Nicole.

El problema está vinculado con el uso de agrotóxicos por parte de los dueños de un campo de 300 hectáreas ubicado entre los kilómetros 35 y 37 de Virrey del Pino, lo que generó contaminación e infectó a las familias que viven en los barrios lindantes.

El primer paso fue organizarse, por lo que crearon la Asamblea de Vecinos Envenenados por Glifosato en La Matanza. A partir de ese momento, presentaron una denuncia en la Fiscalía N°3 de La Matanza, reportaron la situación al Municipio, a la OPS, a la Defensoría del Pueblo y ante el gobierno nacional, pero ninguno dio una respuesta.

Entonces, recurrieron a sus representantes en el Concejo Deliberante matancero. Es así como uno de los vecinos se contactó con la concejala Laura Greco, que indagó en la problemática que viven en ese sector castigado de Virrey de Pino y sobre las consecuencias del uso del glifosato.

Greco, que integra el bloque de Juntos en el HCD local, explicó que al tomar conocimiento de la situación se contactó con un ingeniero agrónomo y con distribuidoras que proveen herbicidas que contienen glifosato para saber el daño que causa esos productos en las personas, al ser utilizados para eliminar la maleza y preservar la soja transgénica.

“Me pareció que lo más apropiado es el camino directo: una Minuta de Comunicación que presenté el 2 de marzo pasado para pedir que intervengan las autoridades municipales porque está expuesta la salud de las personas”, explicó Greco.

La edil aclaró que la presentación de una Minuta de Comunicación se sustenta en su decisión política de dialogar con los que deben tomar determinaciones en el ámbito municipal. “No vamos a salir con los tacos de punta, pero hay que darle prioridad al tema. Trato de mediar para que la gente obtenga un beneficio, a partir de mostrar las pruebas del daño que causa el herbicida en la gente”, enfatizó la edil.

La concejala manifestó su confianza en que haya disposición a dialogar y que el Ejecutivo comunal haga intervenir a la Secretaría de Salud Pública comunal. “Soy de mediar con el oficialismo, por lo que vamos a tener una charla, pero tampoco cediendo tiempos, porque la emergencia la tienen las personas. Apuntamos a que el Municipio escuche y nos podamos sentar para solucionar el problema”.

Greco, explicó que la situación se agravó con el surgimiento de los asentamientos en las zonas urbanas y la falta de control, porque los dueños de los campos rocían la soja transgénica con glifosato y otros pesticidas en las cercanías de los barrios lindantes a las plantaciones.

“Nosotros no estamos en contra de que se siembre soja, pero sí pedimos que el Municipio saque una normativa a la brevedad que prohíba la aplicación del glifosato en este tipo de zonas porque hay gente viviendo alrededor. Y se han urbanizado tanto estas zonas, que esto tiene que regularse a través de una normativa o una ordenanza. Hay que intervenir de manera urgente”, enfatizó la edil.

Por otra parte, los habitantes del barrio Nicole se contactaron con el concejal del FIT-Unidad, Juan Romero, que aseguró que desde la Asamblea de Vecinos le plantearon la necesidad de elaborar un proyecto que limite el uso de agrotóxicos y de cultivos transgénicos en zonas semiurbanas y urbanas, por lo que en la reunión que mantuvieron establecieron los criterios para elaboración de un proyecto de ordenanza que presentarán durante este mes cuando se reanude la tarea legislativa.

Greco, aseguró que está dispuesta a dialogar con los ediles del Frente de Izquierda porque “los padecimientos de los vecinos no tienen que ver con espacios políticos, porque acá están en riesgo la vida de las personas. No puede haber insensibilidad en este tema”.

“Pero por supuesto que voy a dialogar con ese sector, si no de ninguna manera hubiese presentado una minuta, acá no se le está pidiendo milagros al Municipio, se le está pidiendo algo que es justo para la gente”, aseguró la concejala.