viernes, abril 19, 2024
CIUDAD

Bomberos Voluntarios de La Matanza: pasado y presente de una institución esencial para la comunidad

Los uniformes azules formados sobre la vereda del cuartel central de Bomberos Voluntarios de Matanza, en Ramos Mejía, indicaban el inicio formal del acto con el que los miembros de la institución celebraron su Día.

Con visible orgullo por el reconocimiento que la comunidad les brinda por la labor desinteresada que realizan, hombres y mujeres de los distintos destacamentos del distrito fueron receptores de las palabras dedicadas por el presidente de la institución, Gustavo Cid.

La labor que efectúan hermana a los integrantes del cuerpo activo del presente con aquellos que por primera vez sofocaron un incendio en una casa en el barrio de La Boca a fines del siglo XIX, acción que impulsó la creación del primer cuerpo de bomberos.

Ramos Mejía fue la primera ciudad del distrito matancero en tener un Cuerpo de Bomberos Voluntarios, creado el 11 de marzo de 1937 en un acto formal realizado en la entonces delegación municipal de la calle Belgrano 75.

Ese día se transformó en un hito al surgir una de las instituciones más respetadas por la comunidad por la insustituible labor que realizan sus integrantes.

El edificio en el que funciona actualmente el cuartel, ubicado en la calle Moreno 699, fue construido sobre tres terrenos donados por la Asociación Educacional Integral de La Matanza y se inauguró el 14 de diciembre de 1946.

Posteriormente, se crearon los destacamentos de Tapiales, Isidro Casanova, Laferrere, González Catán y Virrey del Pino, en ese orden.

Hasta fines de la década de 1960 el Cuerpo de Bomberos fue integrado exclusivamente por hombres, hasta que el 12 de diciembre de 1968 fue creado el Cuerpo Auxiliar Femenino, que cumplió tareas de apoyo logístico hasta 1997, cuando las mujeres se integraron Cuerpo Activo, por lo que asumieron tareas operativas enmarcadas en la Ley provincial 10.917.

Previo a ese importante suceso, el 13 de septiembre de 1991 se creó la Escuela de Cadetes “Rosa De Risi de Rodríguez”, destinada a que los niños se instruyan en la tarea bomberil.

En la actualidad, y luego de momentos de mucha angustia por las deudas contraídas por antiguas comisiones directivas, la ley nacional 27.629 de 2021 eximió a los Bomberos Voluntarios del pago de los servicios públicos y el reintegro del IVA para las compras y contrataciones para el cumplimiento de su función, lo que le permitió a los Bomberos matanceros salir de una delicada situación financiera.

Además, en el último año comenzaron a renovar el equipamiento para el Cuerpo de bomberos e incorporaron un camión con escalera mecánica Iveco Magiruz Deutz, importado desde Bélgica y dos móviles cisterna Scannia.

Por lo tanto, el futuro vuelve a ser promisorio para una institución esencial para la comunidad.