viernes, julio 19, 2024
CIUDAD

La Policía trasladó los operativos de control hacia el interior de los barrios de Ramos Mejía sur

El incremento de los delitos que sufrió la zona sur de Ramos Mejía, en los últimos 20 días, derivó en el traslado de los operativos de control por parte de la Policía hacia el interior de los barrios, ante el reclamo realizado por la Asociación Vecinos de Ramos Mejía.

Hasta ese momento, los controles se realizaban con mayor frecuencia en puntos estratégicos de Avenida de Mayo y en otras arterias de intensa circulación de tránsito, pero los barrios son las zonas más expuestas ante el accionar delictivo.

Es por eso, que los miembros de la Asociación vecinal trasladaron la creciente inquietud de los integrantes de la comunidad a la Comisaría 1era de San Justo para reforzar los controles en los sectores más afectados. 

Los sucesos ocurridos el 1 de agosto actuaron como detonante debido a que en un radio de 10 cuadras se produjeron, ese mismo día, dos entraderas a casas, robos de manijas de puertas, varias sustracciones de neumáticos de vehículos e intentos de asaltos.

Uno de los actos delictivos más graves de esa jornada lo sufrieron una mujer y una adolescente que fueron atadas por los asaltantes que lograron ingresar al inmueble ubicado en la esquina de Páez y Berón de Astrada y las sorprendieron. A pesar de lo traumático del hecho, las ocupantes de la casa salieron ilesas aunque sufrieron el robo de tarjetas de crédito y de numerosas pertenencias.

Precisamente, en esa esquina se apostaron dos móviles policiales durante la última semana y, a partir del sábado pasado, se convirtió en un punto de control vehicular, para sorpresa del vecindario.

La presidenta de la Asociación vecinal, Liliana Trombretta, explicó que los robos continuaron en los días sucesivos, pero además, a través de las cámaras de seguridad  y de relatos de los propios integrantes de la comunidad detectaron “autos sospechosos rondando el vecindario e intentos de robo por parte de motochorros. Por eso, ante cada suceso, alertamos a la Policía de manera inmediata y les brindamos los datos precisos para facilitarles el accionar”.

Trombetta dijo, también, que los integrantes de la comisión directiva de la Asociación vecinal intensificaron las tareas de prevención al colocar carteles disuasivos en el perímetro comprendido entre las calles Brandsen, América, las vías del Ferrocarril Roca y Villegas; además de otros puntos estratégicos como en Avenida de Mayo.

Ante la ineficacia de las medidas de por parte de las autoridades estatales en Ramos Mejía, los vecinos crearon la Asociación para gestionar de manera organizada los reclamos a las Comisarías y al Municipio de La Matanza. Por eso, convocan a la comunidad ramense a sumarse, para ello pueden comunicarse por Whatsapp al 11 6195-2507 o al mail: cuadricula17ramosmejia@gmail.com