domingo, abril 21, 2024
MUNICIPIO

Investigan al fiscal luego de la sentencia del casón Lucas Verón

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM), patrocinante de la familia de Lucas Verón, destacó la condena a 21 años y 8 meses de prisión para el policía bonaerense que mató al joven en el partido de La Matanza, pero advirtió que aún se investiga la labor del fiscal que instruyó la causa y el encubrimiento de otros tres efectivos de la fuerza.

La pena recayó ayer sobre Ezequiel Benítez (28), quien fue hallado culpable de matar en exceso del cumplimiento de sus funciones a Lucas y de intentar asesinar a un amigo de la víctima, Gonzalo Aguirre.

En el mismo fallo, el juez Gerardo Gayol, del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de La Matanza, le aplicó 4 años de cárcel a la policía Cintia Duarte (28), quien fue declarada culpable solo del homicidio en exceso del cumplimiento del joven fallecido.

Para la CPM, “el fallo hace justicia y es fruto de la lucha de la familia, vecinos y organizaciones sociales y políticas de La Matanza que acompañaron el reclamo desde un primer momento”, precisó el organismo en un comunicado.

“Cabe destacar que, además de este juicio que acaba de culminar, existen en trámite otras dos causas penales, derivadas del hecho principal: en una se investiga el encubrimiento llevado a cabo por tres funcionarios policiales que intentaron desviar la investigación amenazando a testigos y manipulando actas, entre otras acciones”, detalló la CPM.

La otra causa en curso “tiene como único imputado al fiscal Juan Pablo Tahtagian por el mal desempeño con el que dirigió el comienzo de la causa por el crimen de Lucas Verón. El fiscal convalidó y fue parte de distintas ilegalidades cometidas por la policía y que estaban destinadas a lograr la impunidad de los agentes”, señalaron desde el organismo.

Por su parte, Cristian, el padre de Lucas, se mostró disconforme con el fallo y aseguró: “Si antes estaba desilusionado con la Justicia, hoy más que nunca. Es un desastre, la verdad que no comprendo y no voy a comprender nunca”.

El hecho ocurrió el 20 de julio de 2020, plano Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) ante la pandemia de coronavirus, en González Catán, partido de La Matanza.

Ese día, Lucas cumplía 18 años y con su amigo Gonzalo se reunieron a festejar en la casa de Verón, tras lo cual, salieron en moto a comprar gaseosas y alguna bebida energizante.

Como no había nada abierto por el aislamiento por el coronavirus, ambos regresaron a la casa de Lucas, pero en ese momento se encontraron con un patrullero con las sirenas y luces apagadas que, según el joven que sobrevivió, los “quiso chocar”.

“No nos dieron una orden de alto, nos asustamos y aceleró, era la primera vez que nos pasó algo así. Nos subimos a la vereda y el patrullero nos persiguió tirando cuatro tiros”, dijo Gonzalo al declarar en el debate.

Según le explicó al jurado, primero hubo dos disparos y luego otros dos cuando cayeron de la moto. A raíz de ello, Lucas murió mientras que Gonzalo sobrevivió al ataque.