Buscan crear en la provincia de Buenos Aires la figura del Defensor Docente

Un proyecto legislativo presentado por el diputado provincial de la UCR en Cambiemos, Emiliano Balbín, busca crear la figura del Defensor Docente en la provincia de Buenos Aires, con el objetivo de asistir a los maestros “ante cualquier tipo de acoso, intimidación o violencia en las aulas”. 

“Sería una ayuda para los docentes ante cualquier tipo de acoso, intimidación o violencia en las aulas, ya sea por situaciones relacionadas con los padres, los alumnos, la administración educativa o los propios compañeros”, señaló el diputado Balbín.
El legislador explicó en declaraciones a la prensa, que “las consecuencias de las situaciones de acoso y violencia” afectan a la persona, pero también “reduce significativamente su rendimiento profesional, lo que disminuye la calidad de la educación”.

El legislador trabaja en la iniciativa junto al titular de la Defensoría del Pueblo de la Provincia, Guido Lorenzino, con quien se reunió la semana pasada para ultimar detalles. En ese marco, remarcó que la propuesta nace “ante la necesidad de garantizar la seguridad a los docentes y directivos, que en cumplimiento de su deber sufran alguna de estas situaciones”.

El texto prevé que la o el docente pueda ser asistido y representado gratuitamente, a su solicitud, por un abogado provisto por la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires, ya sea para la formulación de denuncias penales o correccionales, defensa ante denuncia criminal o la constitución como querellante particular, en aquellos supuestos o causas judiciales que se originen en actos de violencia, agresiones verbales, físicas y/o materiales ejecutados por padres, madres, familiares u otros allegados de los menores alumnos, con motivo del ejercicio regular de la función docente.

También sostiene que la cartera educativa provincial “deberá adaptar sus guías, protocolos y normas, vinculadas con esta materia a las disposiciones de la presente ley, con la debida intervención en lo pertinente, del Ministerio Público, a fin de garantizar la correcta aplicación” de lo que propone el proyecto, que además propone la aplicación en forma coordinada con la Defensoría del Pueblo.

“Se trata de medidas que, de acuerdo con las circunstancias a las que hacemos frente, es necesario tomar. Debemos, como sociedad, defender la cultura de respeto, adaptada al momento actual, aspecto fundamental de la educación en la que todos tenemos una cuotaparte de responsabilidad, desde los funcionarios hasta los padres de los alumnos”, dijo Balbín.