lunes, mayo 20, 2024
PROVINCIA

Provincia: el buen Trato a Niñeces y Adolescencias se convirtió en ley

Trabajadores y personal jerárquico del Poder Ejecutivo, Poder Legislativo, Poder Judicial y organismos descentralizados del Estado bonaerense, como también quienes se desempeñen en el ámbito educativo y de la salud de gestión privada sujetos al control estatal y los miembros de las organizaciones de la sociedad civil que sean receptoras de recursos del Estado, deberán realizar una Capacitación Obligatoria en la Promoción del Buen Trato a niñas, niños y adolescentes.

La obligatoriedad de la capacitación fue establecida por ley sancionada por la legislatura provincial y promulgada el pasado 15 de septiembre por el Gobierno bonaerense.

Así, de acuerdo a la Ley uno de los “objetivos de la capacitación para el Buen Trato a Niñas, Niños y Adolescentes es el de promover nuevos paradigmas sobre la niñez y adolescencia, con el fin de considerar a las/os niñas/os y adolescentes como sujetos con capacidad para detentar y ejercer derechos”.

Además, generar espacios de reflexión sobre las concepciones sociales y culturales respecto de la niñez y adolescencia, “en la búsqueda de desnaturalizar y de construir las prácticas cotidianas de violencias simbólicas, psicológicas y físicas hacia las/los niñas, niños y adolescentes” y “fomentar el conocimiento de los derechos de las/os niñas/os y adolescentes”.

La normativa prevé sanciones disciplinarias dispuestas por la autoridad de aplicación para quienes “se negaren sin justa causa a realizar las capacitaciones”.

La diputada Mariana Larroque, impulsora del proyecto, explicó que las capacitaciones tendrán “el formato de la Ley Micaela, con espacios de formación y reflexión sobre nuestras prácticas”. 

“Para deconstruir las prácticas que vulneran a las niñeces y adolescencias necesitamos formarnos, conocer sus derechos y necesidades en cada etapa de la vida. Eso nos va a permitir construir vínculos más saludables con los niños y las niñas en los que la asimetría que existe entre ellos y nosotros sirva para que podamos funcionar como sostén y favorecedores de su autonomía y su desarrollo integral”, planteó.