martes, abril 23, 2024
CIUDAD

Ramos Mejía sur: Incesante incremento de robos durante septiembre 

Los vecinos de Ramos Mejía sur, durante septiembre, vivieron una verdadera pesadilla ante los constantes robos de celulares, ruedas de automóviles e intentos de entraderas a los hogares.

La permanente indefensión en la que se encuentran está estrictamente vinculada con la facilidad que tienen los delincuentes para transitar durante varias jornadas por las calles de los barrios comprendidos entre las vías del Ferrocarril Roca y la avenida San Martín, en un amplio radio de la zona sur de Ramos Mejía.

Los especialistas no encuentran respuestas ante los reiterados hechos delictivos que sacuden a ese sector de la ciudad y la falta de protección que brindan las fuerzas de seguridad y el Municipio de La Matanza a través de la Secretaría de Protección Ciudadana.

No obstante, la organización de los integrantes de los barrios que forman parte de la cuadrícula 17 y que crearon la Asociación Civil Vecinos de Ramos Mejía, evitaron muchos de los delitos que se hubiesen consumado sin la aceitada participación comunitaria.

Grupos de Whatsapp por cuadras y otros que agrupan a zonas más amplias, la constante comunicación de los referentes barriales con las autoridades de la Comisaría 1era de San Justo a la que pertenece el sector de Ramos lindante con San Justo, la actitud vigilante y el uso de las alarmas para avisarse entre los vecinos sobre los movimientos sospechosos son moneda corriente desde hace más de un año. 

Además, los vecinos hacen circular las imágenes relacionadas con los robos captadas por sus cámaras de seguridad que comparten con la Policía, pero también, con el resto de la comunidad para que puedan tomar medidas de prevención y no ser víctimas de los malvivientes.

A pesar de tanta organización, durante septiembre se dio un incremento desmedido de los delitos, principalmente de robos de celulares por parte de motochorros que recorren las calles una y otra vez sin ser detenidos, lo que genera una enorme impotencia en la comunidad y, también, innumerables sospechas debido a que la zona parecería un lugar liberado a la actividad delincuencial.

La Asociación Civil Vecinos de Ramos Mejía informó numerosos robos de celulares durante septiembre, como los ocurridos el martes 13 en el local Ananá cuando a la persona que atendía una pareja se lo sustrajo y, además, el sufrido a las 11:30 por otra joven a la que le fue arrebatado el celular en el colectivo y el delincuente huyó en la parada de Rincón y Av. De Mayo.

Pero lo más llamativo fue el accionar de un delincuente que manejaba una moto Tornado negra, que usaba un casco negro y su acompañante vestía ropa oscura que, desde el 16 al 24 cometieron numerosos robos de celulares, y otras pertenencias, a vecinos de la zona.

A estos delitos se les sumó la sustracción de ruedas de vehículos estacionados durante la noche y que numerosos medios de comunicación atribuyeron al conflicto entre las empresas que fabrican neumáticos y los trabajadores sindicalizados. Sin embargo, la zona sur de Ramos Mejía sufrió de manera constante de este tipo de robos, al menos, durante el último año.

La indignación y el temor de la población los motivó a movilizarse, el martes 20, hacia la intersección de la calle Argentina y Av. de Mayo para reclamar mayor seguridad a causa del estado de indefensión provocado por la inusitada escalada de la delincuencia.

La sucesión de estos y otros hechos delictivos genera miedo entre el vecindario debido a que los robos ocurren en todo tipo de horario y circunstancias, ante la ineficiencia de las medidas adoptadas por las autoridades que tienen que velar por la seguridad de los ciudadanos de este sector castigado de la ciudad.