Ramos Mejía: ¿Quién para a los motochorros?

¿Quién para a los motochorros? Esa es la pregunta que ayer se escuchó de cada vecino que con temor e indignación trató de explicarse la razón por la que desde hace tres meses un grupo de delincuentes a bordo de sus motos cometen más de un asalto por día en la zona sur de Ramos Mejía.

En las últimas 12 horas se dieron tres hechos que reflejan la escalada de inseguridad que impide al vecindario, comprendido entre Brandsen y las vías del ferrocarril Roca y desde Mosconi hasta la calle Oro, no poder transitar por las calles desde el mediodía hasta la medianoche.

El pasado domingo, minutos antes de las 22:00, cuatro delincuentes a bordo de dos motos corrieron y arrinconaron a un joven en Berón de Astrada y Colombia, en Ramos Mejía sur, y a punta de pistola lo obligaron a entregar una cadenita de oro y otras pertenencias.

Ayer, pasadas las 13:15 una moto negra con dos ocupantes que vestían ropas y cascos del mismo color que el rodado, le sustrajeron el celular a una joven en la calle Páez, a metros de Brandsen. 

Un grupo de vecinas alertadas por los gritos de la muchacha la asistieron además llamaron al 911. Minutos después un patrullero llegó al lugar y realizó algunas rondas, sin embargo, cuando la camioneta de las fuerzas de seguridad dejó de circular por el barrio, la misma moto le robo el celular a otra chica sobre la misma calle Páez y José Martí, a una cuadra de distancia de la que se cometió el primer robo.

Las denuncias realizadas por el vecindario que son canalizadas por la Asociación Civil Vecinos de Ramos Mejía (ACVRM) ante la Comisaría 1era de San Justo, dan cuenta que desde hace tres meses cuatro motos asolan al barrio de manera diaria.

Moto negra que roba en la ciudad

¿Qué protección les brindan las fuerzas de seguridad al vecindario? ¿Qué es lo que se puede hacer? Son las preguntas reiteradas de una comunidad que soporta ser despojada de sus pertenencias y de su tranquilidad.

Mientras tanto, el próximo jueves a las 19:00 horas, la ACVRM convocó a la Fiscal General de La Matanza y al Jefe de Comando Norte para que, en la sede del Club Unidad de Matanza, les expliquen a los vecinos las medidas de seguridad que implementan para proteger a un sector de la ciudad acechado por la delincuencia.