miércoles, febrero 21, 2024
ACTUALIDAD

Recapturan a “Junior”, un joven que estaba prófugo por el crimen de un policía en Rafael Castillo

Un joven de 18 años apodado “Junior”, que estaba prófugo de la Justicia tras fugarse de un instituto de menores en el que había sido alojado tras el crimen de un efectivo retirado de la Policía Federal en enero pasado en Rafael Castillo, fue detenido en Isidro Casanova luego de un allanamiento en la casa de su novia, donde aparentemente se refugiaba desde hacía unos meses.

Los investigadores aseguraron que el sospechoso, además de la imputación por el crimen del sargento primero retirado Abel Horacio Santa Cruz por la cual tenía un pendido de captura nacional e internacional, tiene antecedentes por al menos otros cincos hechos de robos y robos agravados por haber sido cometido con armas de fuego.

La detención de “Junior” fue realizada por personal de la División Homicidios de la Policía Federal Argentina tras un allanamiento en una casa de la calle Malabia al 4900 de Isidro Casanova.

Los policías llegaron hasta allí tras varios meses de investigación, en los que determinaron que el joven se refugiaba en la casa de una nueva pareja.

Es que el sospechoso había sido detenido en enero pasado tras el crimen del policía retirado había sido alojado en el Instituto de Menores “Centro de Recepción de Lomas de Zamora” por decisión de la Fiscalía del Fuero de la Responsabilidad Penal Juvenil 1 del Departamento Judicial La Matanza, a cargo de Pablo Antonio Insúa.

Sin embargo, el joven logró fugarse de allí el pasado 2 de agosto, por lo que se ordenó su captura, dijeron las fuentes, quienes agregaron que tiene antecedentes por al menos otros cinco delitos, todos ellos vinculados a robos.

El crimen del policía Santa Cruz (67) ocurrió cerca de las 20 del pasado 22 de enero en el cruce de las calles Settino y Del Colegio, de Rafael Castillo, cuando se hallaba estacionando dentro de su Toyota Etios frente a un kiosco cuando fue interceptado por al menos tres delincuentes que descendieron de un Fiat Punto blanco que acababa de ser robado en la misma zona.

En ese momento, los asaltantes lo intimidaron con un arma de fuego para sustraerle sus pertenencias, pero el sargento retirado aparentemente se resistió y los ladrones lo asesinaron de un balazo en el rostro.