miércoles, mayo 22, 2024
MUNICIPIO

La Matanza: Piden que el femicida de Dolores Juncos sea encerrado en un neuropsiquiátrico

El fiscal de la causa pidió que el hombre de 79 años que asesinó de once puñaladas a su pareja, María Dolores Juncos, en septiembre de 2020, crimen por el cual fue declarado inimputable, sea encerrado en un neuropsiquiátrico del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB). El pedido fue formulado durante los alegatos por el fiscal Guillermo Bordenave, en el marco del juicio realizado en la jornada del martes, mediante el cual se sometió a debate las medidas de seguridad destinadas a Ramón Hermes Acuña.

Es que Hermes Acuña fue declarado “inimputable” el 22 de febrero del año pasado por el Tribunal Oral Criminal (TOC) 1 de La Matanza, conformado por los jueces Alfredo Drocchi, Matías Rouco y Andrea Schiebeler, a partir de una pericia psiquiátrica.

A pesar de ello, tres meses después, la Sala I de la Cámara de Apelación y Garantías de La Matanza, presidida por el juez Gerardo Lucio Frega, hizo lugar a un planteo presentado por el fiscal Alfredo Luppino para que se “revoque el sobreseimiento” y “se haga nula la excarcelación”, por lo que se ordenó la realización de un nuevo juicio y que el hombre permanezca bajo el régimen de prisión domiciliaria que, según denuncia la familia de la víctima, el imputado incumple.

El nuevo juicio comenzó esta mañana en las oficinas judiciales ubicadas en la calle Mendoza 2417, en la localidad bonaerense de San Justo, y estuvo a cargo de los jueces Arturo Federico Mateo Gavier, Lucila Laura Pacheco y Diego Sebastián Burgueño, del TOC 2 de La Matanza.

Entre los testigos que declararon se encuentran una de las hijas de la víctima, la hija y el nieto de Hermes Acuña, y unos diez peritos que coincidieron en que el hombre es inimputable y que es peligroso para sí o para terceros.
A raíz de ello, el fiscal Bordenave solicitó durante su alegato que Hermes Acuña sea encerrado en un neuropsiquiátrico del SPB por un plazo de 45 años.

En tanto, el abogado Fernando Herrera, que representó como particular damnificado a los familiares de la víctima, acompañó el pedido del fiscal y solicitó subsidiariamente que Hermes Acuña reciba un tratamiento ambulatorio en un hospital de día, con control del juzgado.

Por su parte, la defensa de Hermes Acuña pidió que no se aplique ninguna medida de seguridad y que el hombre permanezca bajo el régimen de prisión domiciliaria con asistencia psicológica mensual; y subsidiariamente que se someta a un tratamiento en un hospital de día de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), obra social de la que el hombre es afiliado.

Finalizados los alegatos, Hermes Acuña formuló sus últimas palabras y le pidió disculpas a la familia de Juncos, ya que aseguró que no la quiso matar y que no sabe por qué lo hizo.

Finalizado el juicio, el TOC 2 pasó a un cuarto intermedio hasta el lunes, cuando darán a conocer la sentencia.

El hecho investigado sucedió el 15 de septiembre del 2020, cerca de las 11, cuando una empleada de limpieza que trabajaba en el inmueble de Acuña escuchó gritos y junto con la hija del hombre encontraron a María Dolores fallecida en la cama.

A su lado, se encontraba con heridas en la garganta Hermes Acuña, quien intentó suicidarse tras asesinar a su pareja.

Cuando efectivos de la comisaría de San Alberto oeste 4ta. arribaron al lugar, constataron que la mujer había fallecido a causa de once heridas de arma blanca, mientras que Acuña fue trasladado de urgencia al hospital Paroissien, donde se recuperó y fue trasladado a la Unidad Penal de Melchor Romero hasta que fue liberado el 22 de febrero pasado.