martes, junio 25, 2024
ACTUALIDAD

“Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas”

Declarada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU)

Por Claudia Mojica, coordinadora residente de la ONU en la Argentina

Andrés Pelozo fotografía

Cada 30 de agosto, se conmemora el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas. Este año, en el cual la Argentina marca 40 años de democracia ininterrumpida y la Declaración Universal de Derechos Humanos cumple 75 años, es una oportunidad para fortalecer aquellos esfuerzos que garanticen los derechos humanos de todas y todos los argentinos.

La desaparición forzada se usa a menudo como estrategia para infundir miedo en las personas, teniendo un gran impacto no sólo en las familias de las personas desaparecidas, sino también en sus comunidades y en la sociedad en su conjunto.

Las violaciones masivas y sistemáticas a los derechos humanos durante la última dictadura militar en Argentina dejaron heridas profundas a nivel individual, familiar, comunitario y político. En un Estado moderno y democrático resulta imperioso descubrir la verdad.

Recientemente, el Comité de las Naciones Unidas contra la Desaparición Forzada ha reconocido los esfuerzos de Argentina en el establecimiento de medidas dirigidas a acelerar los juicios, fortalecer las investigaciones y brindar acompañamiento a las víctimas. Sin embargo, recomendó garantizar una resolución rápida de los procesos judiciales.

El Estado debe continuar con su compromiso activo para avanzar en verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición.

Las heridas del pasado son asunto del presente, así lo hemos definido como humanidad en distintos acuerdos que representan un consenso universal, como lo es la Declaración Universal de Derechos Humanos. La conmemoración de sus 75 años nos permite revitalizar esos valores universales, un ideal común para todos los pueblos y naciones, donde todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos.

La Declaración ha servido de inspiración para varias generaciones y las ha interpelado a hacer frente a las violaciones de derechos humanos en el mundo. Las organizaciones de la sociedad civil que luchan por lograr justicia por los crímenes de lesa humanidad en dictadura, cuya lucha ha marcado a toda la región, constituyen un ejemplo concreto de trascendencia.

En el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, redoblemos los esfuerzos para la búsqueda de la memoria, la verdad y la justicia. Sigamos alzando la voz para garantizar el “Nunca más”.