miércoles, julio 24, 2024
POLÍTICA

La izquierda marchó contra el FMI, el Gobierno y la derecha

Por Milagros González

Fotografía: Milagros González 

El Frente de Izquierda y Unidad piquetera se movilizaron a Plaza de Mayo para repudiar las últimas medidas económicas y advertir sobre el peligro electoral de Milei.

@milischutz

Las organizaciones sociales que integran Unidad Piquetera y los partidos políticos del Frente de Izquierda Unidad (FIT-U) encabezaron una movilización a Plaza de Mayo en el marco de la Jornada Nacional de Lucha «para enfrentar a los ajustadores del Gobierno, del Fondo Monetario Internacional y a la derecha que amenaza con derribar todos los derechos de los trabajadores». Miles de militantes manifestaron su desacuerdo con los recientes anuncios del Gobierno, reclamaron medidas para las clases populares y pusieron de manifiesto que están dispuestos y dispuestas a enfrentar a la derecha que podría ser gobierno. Se hicieron presentes movimientos ambientalistas, sindicales, estudiantiles, representantes del Tercer Malón por la Paz y una delegación de la Tendencia Internacionalista Revolucionaria (TIR) de Italia. Hubo réplicas de la manifestación en Mendoza, Trelew, Jujuy, Neuquén, Mar del Plata, Rosario y Tucumán. Otras agrupaciones de izquierda también convocaron, como el partido de Luis Zamora, Autodeterminación y Libertad.

@milischutz

«Ante el avance de la derecha y el ajuste del gobierno el lugar donde tenemos que estar es en la calle», dijo la candidata a presidenta del PTS en el FIT-U, Myriam Bregman, mientras marchaba por avenida de Mayo. Iba del brazo con Nicolás del Caño, su compañero de fórmula y con Christian Castillo, candidato a diputado por la Provincia de Buenos Aires. “Hay que tener una posición independiente de los distintos bandos que representan al FMI”, apuntó Castillo. Desde otro sector, entraba a la Plaza la columna que marchó desde Belgrano y 9 de Julio, con referentes de centros de estudiantes, organizaciones de derechos humanos del Encuentro Memoria Verdad y Justicia, y del «sindicalismo combativo»: Ademys, AGD-UBA, Cicop, Unión Ferroviaria Haedo y Madygraf, entre otras.

Myriam Bregman ingresando a Plaza de Mayo

Con viento y una tarde nublada, columnas y banderas flameando, desde las 16.30 se hicieron presentes decenas de personas frente a Casa Rosada reclamando el pedido de alimentos al Ministerio de Desarrollo Social, por la situación crítica de los comedores, salarios precarizados y el ajuste del FMI por parte del gobierno. Se movilizaron juntos los cuatro partidos del FIT-U, el PTS, el PO, Izquierda Socialista y el MST, con las organizaciones que integran la Unidad Piquetera –tales como el Polo Obrero, Barrios de Pie, Libres de Sur, MTR-Votamos Luchar y CUBA-MTR entre otras– bajo la consigna «para enfrentar el avance de la derecha hay que luchar hoy contra el ajuste del gobierno y el FMI».

«Estamos acá para rechazar el ajuste que sufrimos los trabajadores en general y de la educación en particular, ya con este gobierno que está reventando los salarios con la inflación y demás”, dijo Nicolás Núñez, integrante de Ambiente Lucha IS-FITU. “También nos moviliza el momento socioambiental, porque hay toda una política de pagar la deuda externa que implica reventar los humedales, sacar el litio, seguir apuntalando las petroleras en el Mar Argentino, la ampliación de Vaca Muerta. Y todo eso es un paquete porque el ajuste económico y el extractivismo son dos caras de la misma moneda», agregó. A su criterio, el avance de la derecha viene por los derechos sociales, salariales y educativos. «Esta marcha, es también una señal para quienes creen que se pueden llevar puesto la Argentina y los derechos de sus trabajadores y acá estamos para decir que no van a pasar», expresó.

@milischutz

Entre aplausos, redoblantes y personas marchando, estuvieron presentes algunos de los dirigentes políticos como Gabriel Solano, Vanina Biasi y Néstor Pitrola. Siguieron el recorrido junto a las columnas para llegar al escenario donde estarían presente varios referentes políticos de los partidos, a la espera de leer un documento propio, con el reclamo de los pueblos originarios de Jujuy por la reforma constitucional realizada por el gobernador Gerardo Morales.

De izquierda, Gabriel Solano, Vanina Biasi, Néstor Pitrola y Mercedes Trimachi

Mercedes Trimachi, de IS-FITU, habló sobre la inflación del 12% de agosto y la devaluación post PASO del 22%, y sus consecuencias en el deterioro de los salarios. “Están descargando una vez más esta crisis económica sobre las espaldas de las trabajadoras y de los trabajadores.Venimos a repudiar este plan económico que viene de la mano del FMI y también es un mensaje político a todos aquellos que hoy son candidatos patronales o candidatas que están pregonando un mayor ajuste si ganan”, manifestó. “Entonces la mejor manera de enfrentar el ajuste actual como aquel que quiera imponer es con la movilización, por eso nos van a encontrar a quienes somos militantes de izquierda, candidatas y candidatos del Frente de Izquierda Unidad, y peleando en la calle por nuestros derechos», agregó.

@milischutz

Durante la lectura del documento se señaló que las medidas del gobierno golpean a los trabajadores, jubilados, los precarizados y desocupados; el «sufrimiento» de salarios, el hambre, el aumento de los precios de los productos de primera necesidad, la eliminación de derechos, la destrucción lisa y llana de la salud y la educación pública.

@milischutz

Falta comida

Al finalizar la marcha, Eduardo Belliboni declaró que “la realidad en la Argentina nos obliga a discutir la unidad de acción más grande posible, con todos los que estén dispuestos a luchar por las necesidades de hoy, contra el ajuste, por lo que vemos que es un ajuste impuesto por el Fondo y que el gobierno aplica, y contra la ofensiva o la posibilidad de una ofensiva ultra derechista y reaccionaria, de Milei, de Bullrich, es decir, de una derecha agazapada, que basada en una realidad social difícil y grave, está al acecho para atacar los derechos más elementales de los trabajadores”. En su mirada “eso lo tenemos que enfrentar en la calle y movilizarnos».

El dirigente del Polo Obrero se refirió a las faltas que hay en los comedores: «Hay comedores a los que hace cuatro o cinco meses no llega la comida, y en algunos solo llegan tres o cuatro productos, uno de los cuales son semillas de girasol; es decir, estamos mal en los comedores populares, porque se los ha desatendido creyendo que de esa manera se iba a obtener un voto”. Belliboni dijo no saber “cuál era la especulación de la ministra (de Desarrollo Social Victoria Tolosa Paz), de que desatendiendo, no escuchando los reclamos que venimos haciendo por todas las vías posibles, las administrativas, las de la movilización, no hemos sido atendidos. Y eso ha significado que mucha gente haya votado con mucha bronca por eso, porque ni siquiera tenía comida en los comedores populares».

Eduardo Belliboni, dirigente del Polo Obrero

Nota y fotos: Milagros González @milischutz