martes, julio 16, 2024
SOCIEDAD

Personas en situación de calle reclamaron con un “frazadazo” en el centro porteño

Reclamaron la declaración de la emergencia

Foto/Andrés Pelozo

Con una caminata desde el Obelisco a la Plaza de Mayo diversas organizaciones sociales, de derechos humanos y políticas, sindicatos y personas en situación de calle reclamaron la declaración de la emergencia para quienes se encuentran en esa situación. Fue después de la difusión de la noticia de que en las últimas dos semanas seis personas murieron a causa del frío en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires.

La organización Proyecto 7 al frente de la convocatoria. Foto/Andrés Pelozo

“La semana anterior, cerca de las 6 de la mañana encontraron a un hombre muerto en la puerta de un banco, al 200 de la avenida Callao”, precisó Horacio Ávila, de Proyecto 7 sobre la última víctima en sumarse a la nómina. El titular de la entidad que brinda asistencia a quienes viven en la calle encabezó la columna que transitó la Diagonal Roque Sáenz Peña en la que marcharon representantes de agrupaciones como Liberación Popular, Nuestra América, Barrios de Pie, La Cámpora, ATE y otras organizaciones. También estuvieron presentes el diputado nacional Eduardo Valdés y la legisladora porteña Victoria Montenegro, ambos de Unión por la Patria.

Eduardo Valdés y la legisladora porteña Victoria Montenegro, presenciaron la marcha. Foto/Andrés Pelozo

“Estamos pidiendo la declaración de emergencia para que se pueda destinar presupuesto a las personas en situación de calle. Para que los centros de inclusión porteños los reciban espontáneamente y no tengan que llamar a la línea 108 para que venga un móvil de BAP y los traslade. Ese operativo puede llevar siete u ocho horas en las que una familia o una persona necesitada está a la intemperie”, argumentó Ávila, quien denunció que recibió una amenaza de muerte.

“También estamos pidiendo que el subsidio habitacional reglamentado por el decreto 690 se convierta en ley. El objetivo es que no sea discrecional”, agregó Liliana, una de las personas que pasa la noche en el centro de integración que gestiona la ONG. “Hace tiempo que estoy en el centro de Proyecto 7. Tengo una cama caliente y dos comidas muy buenas al dia. Pero me quiero ir y dejarle mi lugar a otro. Pero no hay trabajo y lo poco que hay no me alcanza para alquilar algo”, suma Francisco, quien se alarma: “Cada vez veo más gente en situación de calle. Y se nota que es gente que no estuvo nunca ahí. Que tiene miedo. Que no está acostumbrada. Incluso mujeres y niñas”.

Miembros de la organización repartiendo abrigos en la Plaza del Obelisco. Foto/Andrés Pelozo
Largas filas para recibir abrigos y comida caliente en La Plaza de Mayo. Foto/Andrés Pelozo
En la Plaza de Mayo repartieron alimentos para las personas en situación de calle. Foto/Andrés Pelozo

“La calle no es un lugar para vivir. Y menos para morir”, “Cuántos muertos vamos a aguantar por el frío”, “Morir en la calle no es natural”, “El frío mata”, decían algunos de los carteles que portaban personas cubiertas por frazadas y edredones. En cambio Rosita, una madre de dos hijos que vive en una casa de la avenida Entre Rios 2074, llevaba una cartulina con la leyenda “No a los desalojos”. “Somos 15 familias con chicos, algunos adolescentes discapacitados y personas mayores. El dueño que nos alquilaba se murió y los hijos quieren vender. En el gobierno porteño no nos reciben para plantear nuestra situación y en pocos días nos van a desalojar y vamos a quedarnos en la calle. Vamos a sumarnos a la gente que está allí”, demanda.

Foto/Andrés Pelozo

Ávila traslada la demanda a números concretos. “Los 44 Centros de Inclusión del Gobierno porteño tienen cupo para unas 4.500 personas pero nuestra cifra supera las 11 mil personas en esa situación, así que no dan abasto”, apunta el líder de la ONG, quien resalta la necesidad de que en esos lugares se ofrezcan programas para consumos problemáticos de quienes llegan cada día.

Fotografías: A:.P:.

Fuente: Somos Télam