La protección a las asociaciones y clubes de barrio se convirtió en ley

Clubes de barrio, jardines comunitarios, comedores, sociedades de fomento, centros de jubilados, mutuales entre otras organizaciones recibirán protección ante la emergencia sanitaria una vez que se reglamente la Ley las Asociaciones Civiles aprobada ayer por la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires.

Sin embargo, la normativa adquiere mayor importancia debido a que contempla una serie de iniciativas tendientes a mejorar la situación de las instituciones barriales una vez que termine la pandemia. La Ley impulsada por el presidente del bloque del Frente de Todos, Facundo Tignanelli, establece la tarifa cero para este período de crisis sanitaria, pero al mismo tiempo, la realización de un censo de clubes e instituciones para evaluar desde la infraestructura que poseen hasta la forma de funcionamiento.

El objetivo es que las instituciones barriales vean simplificados los trámites para iniciar los procesos de normalización de sus estados administrativos, para acceder a la Tarifa Cero de servicios públicos, a exenciones impositivas, gratuidad de servicios bancarios y jurídicos, y la protección de sus inmuebles ante embargos y ejecuciones. A partir de la entrada en vigencia de esta ley los funcionarios nacionales y provinciales podrán de certificar los instrumentos públicos y también los municipios que tengan convenios con la Dirección Provincial de Personas Jurídicas. En tal sentido, se prevé la creación de dos organismos: la Oficina Municipal de Entidades de Bien Público en los 135 distritos bonaerenses y el Registro de Bienes con función social, en el ámbito de la Subsecretaría de Hábitat de la Comunidad, dependiente del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad.

Tignanelli, dirigente matancero y vecino de Lomas del Mirador, destacó la importancia de declarar a las entidades de interés provincial porque posibilita otorgarles múltiples beneficios por parte de organismos provinciales, como la apertura de cuenta bancaria y la condonación de deudas documentales vinculados al trámite de la personería jurídica. Entre otras cuestiones, también exceptúa del pago del Impuesto Inmobiliario a las asociaciones civiles de hasta 100 socios o con ingresos anuales totales mayores a la categoría G del monotributo. Tignanelli adelantó, además, que “el próximo paso sería trabajar en una ley de ligas de deporte infantil, que hoy no hay. Para proteger a los clubes pero también a los chicos y chicas que participan”.

DeRamos digital, 18 de septiembre de 2020.