El colegio Ward construirá un miniestadio para la primera de handball

La decisión de la Federación Metropolitana de Balonmano (FEMEBAL) de que todas las categorías de ese deporte deban jugar en cancha cubierta se convirtió en el impulso necesario para que las autoridades del Colegio Ward decidieran poner en marcha la construcción de un mini estadio cubierto que le permita al equipo masculino de handball disputar los partidos oficiales en la máxima categoría de la disciplina a nivel nacional.

La iniciativa tiene el nombre de Proyecto SUM, un salón de usos múltiples que además de convertirse en el ámbito natural de la primera masculina, brindará mayores alternativas de entrenamiento para las categorías de ambos sexos. El ámbito planificado, en realidad, es un micro estadio cubierto que estará situado dentro del campus con salida directa a la calle Biedma, por razones de seguridad, y que podrá albergar eventos deportivos, musicales, culturales, solidarios y académicos.

La meta que se impusieron las autoridades es poder construir el SUM en dos años y, para eso, impulsan una campaña de donación de fondos en el ámbito de la comunidad educativa del Ward, que se sumarán a las partidas presupuestarias dispuestas por la institución para alcanzar un millón de dólares que calculan que demandará la primera etapa de la construcción.

El anteproyecto del SUM prevé que el complejo tendrá 3073 metros cuadrados cubiertos, con gradas fijas para 500 personas (1ra etapa) y 500 más rebatibles al finalizar la obra. El complejo será utilizado como estadio cubierto homologado por IHF/FEMEBAL y contará con piso de madera flotante para posibilitar múltiples usos.

Otra de las características distintivas es que tendrá autosustentabilidad ambiental, por ello la estructura estará construida con techo de chapa y paredes con sistemas de aislación térmica para disminuir los gastos de climatización. Asimismo se harán gradas de hormigón armado, que derivará en un menor costo de mantenimiento, y contará con un espacio vidriado de seguridad para disminuir el consumo eléctrico. Por otra parte, se instalarán paneles solares para la provisión de energía limpia a bajo costo, en tanto, se evalúa la posibilidad de incorporar calefacción por medio de energía geotérmica.

El colegio Ward es uno de los tradicionales animadores de la máxima categoría del Handball argentino lo que impulsó el crecimiento de su Escuela en esta disciplina deportiva en varones y, desde hace cuatro años, también en las categorías femeninas.La Escuela de Handball, que está abierta a toda la comunidad, es la base del trabajo de formación que se inicia en las inferiores desde los 8 años y se extiende hasta la primera división que compite en la Liga de Honor de FEMEBAL.

DeRamos Digital, 4 de noviembre de 2020