El municipio recibió de la gobernación camionetas y motos para patrullaje

La inseguridad es una de las mayores problemáticas de La Matanza y del conurbano bonaerense en su conjunto y, por ello, se convierte en uno de los temas de mayor preocupación para sus habitantes.

Las autoridades políticas lo saben. La presencia del gobernador Axel Kicillof en territorio matancero en la que presentó 500 nuevos efectivos del Grupo Unidad Táctica de Operaciones Intensivas de la Policía Bonaerense e hizo entrega de 50 camionetas y 30 motos para reforzar el patrullaje se transformó en un mensaje que apunta a comunicar una de las prioridades de la gestión provincial, en el contexto de las movilizaciones convocadas por un sector de La Bonaerense, para el jueves 11, en reclamo de mejoras salariales.

El intendente local, Fernando Espinoza, que recibió a Kicillof y al ministro de Seguridad, Sergio Berni, sostuvo que comienza “una nueva etapa del Plan Integral de Seguridad” con la inversión de 1.500 millones de pesos que serán utilizados, entre otras cosas, para incorporar “más de 2000 cámaras de videovigilancia, lectores de patente y de reconocimiento facial”.

Espinoza, dos días antes del acto, aseguró que se colocarán 40.000 nuevas luces led de última generación. Por otra parte, sostuvo que a los vehículos aportados por la gobernación se les sumarán 300 nuevos patrulleros, 3.000 nuevos policías además de los 700 efectivos de Gendarmería asignados el año pasado.

Sin embargo, desde el gobierno comunal no se dieron mayores detalles sobre el Plan, lo que fue criticado por sectores de la oposición, en particular por la presidenta del bloque de concejales de Juntos por el Cambio, Pamela Loisi, que presentó un Pedido de Informes para que el Ejecutivo detalle “en qué localidades o puntos del municipio se instalarán las cámaras de seguridad, las cámaras de reconocimiento facial y en los que se realizarán los cambios de luminaria”, entre otras cuestiones.

No obstante, desde la comuna comenzaron a dar señales sobre la importancia de la seguridad al reactivar en agosto del año pasado el Consejo de Seguridad local, que se había creado en 2009 y quedó paralizado en 2014.

Asimismo, ante el agravamiento de los hechos de inseguridad en el Distrito, representantes de los Foros de Seguridad del distrito acercaron sus inquietudes sobre la problemática local a las autoridades del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, durante una reunión mantenida en enero en la sede de la Jefatura de la Policía Departamental de La Matanza.