Más de una decena de robos se concretaron durante el fin de semana en Ramos

Más de una decena de robos fueron denunciados por los vecinos de Ramos durante el fin de semana y, la mitad de los asaltos fueron ejecutados por motochorros en distintos puntos de la ciudad.

Además, ayer al mediodía, personas armadas ingresaron al Carrefour Express ubicado en Avenida de Mayo, entre Humboldt y Oro, y se llevaron dinero en efectivo de las cajas y pertenencias de algunos de los clientes que en ese momento estaban en el local.

Una de las cajeras aseguró que “es el segundo domingo consecutivo que les roban”. No obstante, el negocio fue objeto de reiterados asaltos durante el año pasado y, hasta el momento, las autoridades no adoptaron medidas efectivas para garantizar la seguridad de los vecinos que realizan sus compras ni la de los trabajadores.

El fin de semana, además se caracterizó por el accionar de motochorros que hurtaron objetos de valor, en algunos casos con agresiones físicas, a personas que llegaban a sus domicilios. Entre las calles O’Higgins y Almirante Brown, el viernes tres motos con dos ocupantes en cada una asaltaron a una joven: “me tiraron al piso, me defendí y grité. Los vecinos hicieron sonar la alarma vecinal y salieron en mí ayuda”, relató Natalia a través de una red social.

Idéntica modalidad emplearon los asaltantes que circulaban en tres motos por la calle Bartolomé Mitre al 600 para robarle a un muchacho y a una mujer que relató lo sucedido: “Me tiraron al piso, me pegaron y arrastraron hasta que me sacaron un morral marrón con flecos en los que llevaba mi documento, un juego de llaves y lentes”, expresó Gloria, la damnificada.

Tres motochorros, dos en cada moto y todos con cascos negros, corrieron el sábado “a un chico durante varias cuadras hasta la calle Candelaria, donde le pegaron para robarle”, fue el relato de Ada, que llamó a la comisaría local para reportar lo sucedido.

La misma escena se repitió el sábado por la noche en Pringles, esquina Malabia, y en 25 de mayo entre Avellaneda y Necochea. Los motochorros roban los fines de semana y los ramenses padecen la inseguridad.

Los vecinos y vecinas manifiestan que están cansados de vivir con miedo: “realmente estoy agotada de vivir así; mi hija trabaja a 10 cuadras de mi casa y todos los días tiene que tomar un Uber, afectando nuestra economía”, sostuvo María Laura que vive en la calle Colón al 900.


Open chat