Médicos del Hospital del Niño de San Justo realizan cese de actividades en reclamo de mejoras salariales

Sueldos indignos, pagos en negro y un deterioro constante de la carrera profesional es la realidad que viven los médicos y médicas del Hospital del Niño de San Justo y de otros centros de salud dependientes del municipio de La Matanza, por eso a partir de ayer iniciaron un cese de actividades para reclamar una recomposición salarial.

La medida se extenderá “hasta el jueves 11 cuando nos movilicemos hasta la plaza de San Justo” ante la falta de respuesta de las autoridades de la comuna, explicó a De Ramos Digital la secretaria de la Asociación de profesionales del Hospital del Hospital del Niño de San Justo, Julieta Blanck.

El paro, que no impedirá que se atiendan los casos de urgencia, también será realizado por personal de los hospitales José Equiza, de González Catán; Teresa Germani, de Gregorio de Laferrere, y a las unidades sanitarias del distrito.

“Porque no nos rendimos, porque estamos unidos, porque queremos ser escuchados, porque merecemos más respeto de parte del Sr. Intendente Fernando Espinoza”, son los fundamentos con los que justifican la medida los galenos a través de un comunicado difundido desde el nosocomio ubicado en San Justo.

Los profesionales de la salud que dependen del municipio cobran un 50% menos que aquellos que se desempeñan en hospitales bonaerenses, además, la mayoría de los incrementos salariales no se incorporan al sueldo básico, sino que son percibidos a través de adicionales.

La falta de reconocimiento a la tarea que realizan es otro motivo de indignación para los facultativos, debido a que desde el inicio de la pandemia son los más expuestos al virus y sienten que la frase “los médicos son esenciales” es sólo un slogan, aseguró la titular de la Asociación de Profesionales de la Salud de La Matanza, Laura García, al boletín del Centro Médico de Matanza.

El año pasado, el aumento total que recibieron fue del 17 por ciento. Y de esos 43 mil pesos que perciben de bolsillo, cada mes deben abonar 7.500 de caja médica, además de los 14 mil pesos que pagan anualmente al Colegio Médico. Son 200 trabajadores del hospital de Niños vinculados al área sanitaria en esta situación (entre bioquímicos, técnicos, enfermeros y demás), que además, no cuentan con representación sindical.


Open chat