Entrevista a la médica Laura García, titular de la Asociación de Profesionales de la Salud de Matanza

“LOS MÉDICOS SOMOS ESENCIALES SOLO COMO SLOGAN”

La pandemia de Covid no sólo puso sobre la mesa mucha de las deficiencias del sistema de salud en Argentina, sino que mostró una realidad que estaban viviendo los profesionales de salud desde hace años pero que por distintos motivos no se hacía visible. Hoy los médicos del Hospital del Niño de San Justo están dando batalla por una recomposición salarial que les permita vivir con dignidad y sentirse reconfortados en esta lucha que dan ante una pandemia que a ellos les pega más que a nadie. La doctora Laura García es médica pediatra del Hospital y titular Asociación de Profesionales y una de las referentes de esta lucha que además incluye la pelea por la recomposición profesional de los médicos.

“Hoy nos damos cuenta de que lo de la esencialidad es un slogan y nada más. No somos esenciales, no existimos para el poder y por eso estamos dando nuestra pelea por un salario digno y por una recomposición de nuestra carrera”, asegura. Esta lucha lleva ya varios meses y sin respuestas de quienes tienen la decisión de poner a los médicos en una situación digna ante la sociedad.

¿Por qué se da este conflicto en plena pandemia?

Fue justamente la pandemia de Covid la que nos despertó. Fue la que hizo que los profesionales de salud de Matanza reaccionemos. Estábamos muy en silencio, aceptando un salario indigno para cualquier trabajador. Pero los médicos no nos formamos para la pelea, para la lucha y por eso durante años no hicimos visible este tema. Pero en noviembre nos cansamos, nos reunimos en asamblea y decidimos armar una asociación de profesionales para recuperar mucho de los derechos que habíamos perdido y el primero de ellos es nuestro sueldo.

¿De cuánto es hoy el sueldo de un profesional de salud en el Hospital?

Hoy el sueldo básico de un médico es de $9.630. Después tenemos lo que llamamos “adornos” o sueldo en negro, esto se constituye nuestro sueldo y lo que tenemos que sumarle es la antigüedad y que en ese caso no es respetada ya que hoy se redujo de cuatro por ciento que marca la ley, al uno. Para terminar de armar el sueldo aparecen los bonos no remunerativos lo que impacta en la jubilación que el día de mañana vaya a recibir el médico. Porque hoy te engaña el número del sueldo pero cuando se hace el cálculo de jubilación esos bonos no entran. Y la cosa no termina ahí, porque también apareció en el sueldo un presentismo que hoy es la cuarta parte del sueldo cuando la ley dice claramente que solo debe ser del 10 por cuento. Estas son las condiciones en las que un trabajador de la salud debe vivir.

¿Y qué es lo que piden?

Lo primero es una recomposición salarial urgente. Pasar el básico a lo que está la canasta familiar, es decir alrededor de 50 mil pesos, y agregarle todos los bonos no remunerativos que componen el sueldo, más el cuatro por ciento de la antigüedad y así tener un sueldo digno y poder vivir. Hoy los profesionales para tener un sueldo que nos permita comer tenemos dos o tres trabajos, eso es inhumano. Nos desgasta y muchas veces impacta en la salud de los profesionales y no es justo. Pero no sólo queremos la recomposición salarial, sino la profesional. Hoy no hay concursos para los ingresos y esto dio lugar a lo que hoy es el ingreso de médicos contratados y hasta monotributistas. Nosotros no estamos en contra de ellos, pero lo que queremos es que todos entremos en la carrera profesional por concurso. Para recuperar la carrera profesional.

¿En qué situación están del conflicto?

Vamos por la quinta marcha y pudimos entregar dos notas firmadas por todos los profesionales a la doctora Gabriela Álvarez, la Secretaria de Salud, y no tuvimos ninguna respuesta. Por eso en la última marcha de febrero le llevamos la nota al Intendente Espinoza y seguimos sin respuestas. Así dimos paso a algo que nos duele, pero que no tenemos otra y es no solo hacer las marchas, sino comenzar con el cese de actividades en el Hospital de Niños de San Justo. Tres veces por semana sólo se atienden las urgencias pero ni siquiera de esta manera pudimos tener un llamado.

¿Y cómo se soluciona este conflicto?

Sabemos que la única salida es sentarse en una mesa paritaria y para eso debemos tener un sindicato que hoy no tenemos. Por eso estamos pensando seriamente en agremiarnos para tener representación en paritaria, porque a la paritaria se llega con gremio y los médicos somos inexpertos en esto. Nosotros no nos formamos para pelear un salario y necesitamos hoy un gremio que nos ayude y si esto sigue así, terminaremos en esa instancia. Porque lo que no se dan cuenta es que el conflicto expulsa a los médicos. Muchos se van a los privados y en cualquier momento el Hospital deberá cerrar por falta de profesionales. Nosotros amamos la salud pública, nos formamos ahí y queremos defenderla.

Fuente: Boletín Círculo Médico de Matanza, marzo de 2021.


Open chat