Capturaron a las mujeres que le robaron a la vecina de Ramos, de 84 años

Las dos mujeres que engañaron y asaltaron a la vecina de Ramos, de 84 años, luego de haberla dejado en estado de indefensión al utilizar una droga, fueron capturadas y apresadas ayer como resultado de una serie de operativos ordenados por la fiscal Andrea Palín, de la UFI Nº 9 de La Matanza.

Ambas delincuentes de nacionalidad peruana, identificadas como Gloria Escobar y Rosario Ruíz Saucedo, fueron imputadas por el delito de robo calificado por el uso de armas y formaban parte de una banda que se dedicaba a asaltar a mujeres mayores de edad con la misma modalidad que utilizaron para ingresar al domicilio de Delia, en pleno centro de Ramos.

Silvina, la hija de Delia, comentó que recibió el llamado de “la Fiscaliía N° 9 para explicarle que realizaron allanamientos que dieron con las dos mujeres involucradas en robos similares al efectuado a mi mamá, aunque en nuestro caso el resultado no tiene una resolución total. Pero, por lo nuestro desbarataron a una banda que actuaba en todo el corredor de la zona Oeste”.

Además, Silvina agradeció “el trabajo realizado por la Fiscalía 9 a cargo de la doctora Palín, y por la labor de la secretaria Evangelina Sánchez, que formó parte de varios de los allanamientos de ayer”.

En los operativos, que estuvieron a cargo de la División de Casos Especiales de la Policía Bonaerense, la División de Investigaciones de Robo Organizado de la Policía Federal y la DDI de Matanza, secuestraron miles de dólares, pesos, joyas, celulares, ropa y químicos, que se presume que utilizaban para drogar a sus víctimas.

Delia, vecina de 84 años, fue despojada de sus ahorros por dos mujeres y su hija Silvina detalló lo ocurrido en su página de Facebook: “Quiero contarles que el jueves 18 de marzo, en pleno centro de Ramos, a las 12:15 aproximadamente, a mi madre de 84 años, vital y con todos sus sentidos a pleno, la drogaron con Escopolamina, conocida como burundanga, sometiéndola a un estado de indefensión para asaltarla”.

Silvina, continuó con su relato: “sin poder actuar la detuvo una mujer para preguntarle por una dirección con el pretexto de que no sabía leer. Mamá dijo que no conocía esa dirección y en ese momento se arrimó otra mujer y mi madre fue convertida en una presa. Ya le habían impregnado la droga mencionada”.


Open chat