Vecinos de Ramos Mejía sur se reunieron con autoridades policiales por el aumento robos

Un grupo numeroso de vecinos de Ramos Mejía sur se reunieron con las autoridades responsables de la Comisaría Oeste 1ra. de San Justo, en la calle Florencio Varela al 1200, en reclamo de mayores operativos de seguridad y la implementación de medidas efectivas de prevención ante el aumento de los robos.

La comitiva policial, encabezada por el comisario Juan Quiñones, escuchó el pedido de los ciudadanos para que controlen a las motos que circulan por la zona debido a que la mayoría de los robos están vinculados con motochorros.

Quiñones, en tal sentido, explicó que la comisaría no dispone de unidades motorizadas y que si las necesitan para la implementación de un operativo específico deben solicitarlas por escrito a la Departamental de Seguridad de La Matanza.

Uno de los reclamos expresados por los habitantes del barrio se centró en la necesidad de incrementar los operativos en puntos estratégicos con patrulleros. Ante la consulta, Quiñones sostuvo que la comisaría de San Justo tiene sólo dos móviles y que además cuenta con la asistencia de dos camionetas de la U.T.O.I. y de la Guardia Urbana para cubrir un vasto sector geográfico que incluye un sector de Ramos Mejía, Villa Luzuriaga, San Justo y otras zonas lindantes con ciudades del distrito.

Las explicaciones brindadas por la autoridad policial que evidenciaban la falta de recursos con los que cuentan, sumado a los aspectos burocráticos que impiden un control efectivo de las calles para prevenir hechos de inseguridad, provocó la exaltación de un puñado de mujeres que derivó en airados reclamos.

Por otra parte, algunos frentistas, al plantear el estado de indefensión en el que viven, propusieron sitiar el barrio y efectuar una selección de los vehículos autorizados para circular, lo que fue desestimado por el comisario.

La reunión vecinal fue gestionada por un grupo de vecinos que desde hace unos años se convirtieron en el nexo entre los habitantes del barrio y las autoridades policiales que, para esta ocasión, presentaron una nota en la dependencia policial para solicitar la presencia del comisario.

La zona delimitada entre Brandsen, Florencio Varela, Avenida de Mayo y Humboldt es una de las más afectadas por la delincuencia debido a que desde hace más de ocho meses se incrementaron los robos a celulares, la sustracción de autos y las entraderas domiciliarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Open chat