Referentes de Vecinos en Alerta de Villa Sarmiento, Edith Espinosa y Juan Pablo Molina

Al igual que en muchas localidades del conurbano bonaerense Edith Sol Espinosa y Juan Pablo Molina se involucraron para preservar la seguridad de su barrio al ser testigos de un hecho delictivo o para evitar que sus propios hijos sean víctimas de los delincuentes.

Por eso hace siete años y medio se animaron a dar un paso más y crearon el grupo Vecinos en Alerta de Villa Sarmiento, en la plataforma de Facebook, para mantener al barrio comunicado entre sí y con las autoridades del distrito.

El grupo se consolidó de tal forma que en la actualidad crearon una Comisión Vecinal a través de la que realizan una tarea integral, desde el reclamo de luminarias a la autoridades, hasta el acompañamiento al vecino que fue víctima de un robo para efectuar la denuncia o para tramitar el DNI. “Con ese mínimo aporte se puede cambiar y hacer algo”, señala Espinosa convencida. Y ese parece ser el espíritu que los guía.

¿Por qué armaron un grupo de Vecinos en Alerta al existir el Foro de Seguridad en Villa Sarmiento?

Espinosa: Yo armé el grupo después que vi una salidera bancaria enfrente de mi casa y sentí la necesidad de querer transmitirlo al barrio y, cuando busqué en Facebook, no había nada creado. Por eso el objetivo de armar el grupo de Facebook era mantener al vecino comunicado y que estuviera en alerta de lo que pasaba en el barrio.

Molina: Yo en ese momento tenía 23 años e iba al Foro. Lógicamente que un pibe de esa edad llega con ganas de hacer cosas y no se podía. Al principio creí que no me escuchaban porque era joven, pero fui a los 25 y volví a los 27 y pasó lo mismo. Así que llegué a la conclusión de que no era porque yo era pibe ni tenía ideas locas, sino porque no querían hacer nada. Entonces me dije que iba a apoyar al Foro porque es una institución vinculada con la seguridad, pero desde otro sector. Me incorporé al grupo y posteriormente hicimos un Frente Vecinal que era parecido a lo que tenemos hoy como Comisión Vecinal.

¿La Comisión Vecinal es independiente del grupo?

Molina: Sí, se armó hace poco con algunos referentes del barrio en temas de seguridad. Desde el Municipio nos llamaron cuando habíamos programado una marcha, entonces Lucas Ghi armó una mesa de Comisión Vecinal, compuesta por 6 personas, para que fuese el nexo entre los vecinos del barrio y las autoridades.

La Comisión Vecinal no se dedica sólo a reclamar, sino que durante el reclamo asistimos al vecino. Además, cuando publicamos la cantidad de luces que no funcionaban a los dos meses las cambiaron. Después, si le roban a alguien nosotros tratamos de gestionar el DNI, o la licencia de conducir para que le den un turno rápido. Los acompañamos a la Comisaría a denunciar el delito, entre otras cosas.

¿Tienen llegada a la Comisaría de la zona?

Espinosa: Sí, tenemos contacto con el comisario. Después existen diferentes grupos de WhatsApp y en algunos participa el comisario. Nosotros tenemos un grupo general para toda la localidad. Además, estamos organizados para tener una comunicación fluida con las autoridades.

¿Cuáles son lo problemas de inseguridad que hay en Villa Sarmiento?

Espinosa: Creo que los mismos que en la mayor parte del conurbano. Al ser un barrio muy chico hay varias vías de escape rápidas, como la autopista y el cambio de jurisdicción con Ramos Mejía, entonces es bastante fácil para los delincuentes realizar robos rápidos y poder salir.

Molina: En nuestra zona viven personas de clase media, media alta, en las que hay muchas y buenas residencias, y los delincuentes lo saben.

A veces en su grupo no hay tantos comentarios sobre delitos y aparecen otros temas como el de las luminarias, por ejemplo.

Molina: Eso se da por dos factores. Primero porque a nosotros nos llegan los delitos que cuentan los vecinos y pasa el filtro de nuestra administración para que no se repitan las publicaciones sobre esos mismos sucesos. Entonces establecemos un orden.

Espinosa. Algo quería aclarar. Nosotros desde la Comisión nos propusimos atacar diversos puntos, como el de las alarmas vecinales que faltan en algunas calles porque Edenor se las llevó, otra que están rotas y no las reemplazan, además de las luminarias, porque había muchas calles a oscuras. Entonces uno de los proyectos de la Comisión fue atacar esos puntos para corregirlos, por eso se ven este tipo de publicaciones en el Facebook, debido a que no sólo lo utilizamos para reflejar los hechos que ocurren, sino que también le estamos brindando una ayuda al vecino para que su calle esté iluminada

¿Qué les indican sus estadísticas sobre la cantidad de delitos en la localidad?

Espinosa: Nuestra estadística nos indica que hay un delito por día, en promedio.

Molina: Lo que hay que fijarse en este caso es la cantidad de población y el territorio que ocupa villa Sarmiento, así que tener un delito por día, en 200 manzanas aproximadamente, y teniendo tres salidas clave que se pueden cubrir, la verdad me parece mucho.

¿Qué tipo de delitos prevalecen?

Espinosa: Robo automotor, motochorros y en las vacaciones entraderas a las casas.

Molina: Nosotros llevamos nuestra propia estadística, Tenemos un Telegram propio en el que volcamos todos los delitos y, a partir de ahí, hacemos las estadísticas y sabemos en el momento del día en que robaron y tenemos nuestro mapa de calor que lo cotejamos con lo que informan las autoridades, con los datos del Foro y con los de la Comisaría.

Las cámaras instaladas en Villa Sarmiento ¿realmente funcionan?

Espinosa: Hay un mapeo de cámaras que indica que hay 51, que en teoría están funcionando y comunicadas con el Centro de Monitoreo que está en Morón centro.

Molina: De todas maneras, siempre hay reclamos que señalan que no funcionan las cámaras. Nuestro siguiente proyecto es contabilizarlas para saber cuántas funcionan, sin contar las de las fotomultas, que están por todos lados, y esas sí funcionan.

¿Cuáles son otros de los proyectos que tiene la Comisión Vecinal?

Molina: Villa Sarmiento está dividido en cuatro zonas, una de ellas es la 19, la del triángulo norte del otro lado de la autopista, donde se encuentra el Hospital Posadas. Otro proyecto está vinculado con ese sector porque es el más descuidado, del que menos se ocupan y el barrio más golpeado. Entonces queremos que se les coloquen todas las luminarias, que tengan destinado un patrullero fijo porque lo comparten con El Palomar, entonces si algo pasa en cualquiera de las dos zonas el patrullero se va y una queda descubierta. Si Villa Sarmiento está dividido en cuatro cuadrículas, cada una debería tener un patrullero.

¿Hay una coordinación efectiva entre la Comisaría, el Comando y la policía municipal?

Molina: Nosotros necesitaríamos que haya una mayor coordinación entre el móvil de Comisaría, con los del Comando y los autos municipales. Si hubiera mayor comunicación pondrían uno fijo en la cuadrícula 19.

Espinosa. Lo hablamos cuando tuvimos la reunión en octubre, después de haber sufrido en la localidad seis robos en un mismo día. Le planteamos el tema de la falta de comunicación y coordinación entre las unidades que es lo que les quita efectividad. Lo mismo que con la Central de Monitoreo.

¿Cuáles son las deudas pendientes que las autoridades tienen con el barrio?

Molina: Lo que hay que reclamarle al municipio es que utilicen más al vecino o en este caso a la Comisión para comunicarse y saber qué está pasando realmente, porque si hacen participar a los vecinos que están realmente activos, que les dan información sobre el funcionamiento de las luminarias, que le dicen al comisario dónde está el robo, que le aportan los datos sobre el funcionamiento de las cámaras de seguridad, nos vamos a beneficiar todos.

Lo que pasa es que algunos piensan que cuando se les dice que están haciendo las cosas mal, dicen que son todos opositores, entonces empiezan los roces. Esto es así hasta que cambian al comisario y otra vez. La idea es que sepan comunicarse con el vecino y recibir críticas como también halagos.


Open chat