El Concejo Deliberante aprobó la Rendición de cuentas del Ejecutivo matancero

La Rendición de cuentas correspondiente al ejercicio fiscal 2020 fue aprobada ayer en la segunda sesión ordinaria del año que mantuvieron los miembros del Concejo Deliberante matancero. El punto conflictivo fue que el Ejecutivo gastó un 51% más de lo que había presupuestado en diciembre de 2019, antes del surgimiento de la pandemia.

Por ese motivo, los votos positivos provinieron de los 17 concejales del Frente de Todos más el aval de Miguel Saredi, del Partido Federal, para aprobar el expediente. En tanto, los ediles de  Juntos por el Cambio no brindaron su apoyo.

En la Rendición de cuentas, presentada por la Secretaría de Economía y Hacienda de La Matanza, se explica que en el último mes de 2019 el Concejo Deliberante había aprobado un gasto de casi 15.496 millones de pesos, pero se terminaron ejecutando 23.404 millones como consecuencia de la emergencia sanitaria y social causada por la expansión del virus Covid-19.

En 2020, la Provincia aportó el 60 por ciento de los recursos invertidos en el distrito, con un desembolso total de 14.397 millones de pesos, mientras que la comuna aportó el 40 por ciento restante, con 9.632 millones de pesos.

El secretario de Economía y Hacienda de La Matanza, Marcelo Giampaoli, explicó que desde el inicio de la pandemia hasta octubre las arcas municipales tuvieron un déficit operativo que recién pudo revertirse durante el último trimestre, “cuando ingresaron nuevos recursos de Provincia, con fines específicos, como el Fondo Federal de Seguridad, lo que permitió terminar el año con un superávit de 625 millones”.

Los ediles de Juntos por el Cambio no dieron su apoyo a la Rendición de cuentas porque sostienen que desde Economía subejecutaron el presupuesto asignado a varias secretarías comunales. Además, acusaron al Ejecutivo local de “ahorrar para la especulación financiera en base a restarles servicios y presupuesto a los vecinos, dado que el monto del plazo fijo y los bonos con que cuenta el Municipio crecieron a pesar de la emergencia sanitaria”, según expresó la concejal Pamela Loisi.

Giampaoli, por su parte, negó la acusación efectuada por un sector de la oposición y se mostró satisfecho por el respaldo político que el cuerpo legislativo le dio al Municipio. Además, aseguró “tener una administración financiera ordenada y prolija, que mostró un equilibrio presupuestario en un contexto muy difícil por la emergencia sanitaria, económica y social”.