Buscan a un hombre en situación de calle como autor del femicidio de Villa Luzuriaga

Los investigadores del crimen de la mujer que fue atacada frente a su hijo de 5 años en el partido de La Matanza buscan como sospechoso a un hombre que vive en situación de calle y al parecer engañó a su víctima con venderle una panchera, excusa con la cual fue con ella y el niño hasta la casa, trayecto en el que fue grabado por cámaras de seguridad en base a las cuales puso ser identificado.

Fuentes judiciales informaron hoy a Télam que la Policía realizaba esta tarde distintos procedimientos en busca de un hombre, identificado como Juan Leonardo Doval (41), alias “Leo”, quien fue sindicado como el principal sospechoso de haber asesinado a golpes a Gloria Cristina Domínguez Zimmerman (29), de nacionalidad paraguaya.

La propia hermana de este hombre fue quien aportó a los investigadores el dato clave, ya que lo reconoció a través de las imágenes de las cámaras de seguridad difundidas por los medios de comunicación, que captó el momento en el que la víctima y su hijo caminaban junto a esta persona.

Según declaró ante el fiscal del caso Gastón Dupláa, tras el crimen, Doval pasó por su departamento ubicado en un monoblock situado en Triunvirato 4075 del barrio Los Pinos de Villa Luzuriaga, para cambiase de ropa.

Ayer la policía realizó un allanamiento en ese departamento y secuestró un barbijo y gasas manchados con sangre y un cuchillo tipo Tramontina que pudo haber sido utilizado en el hecho, informaron fuentes policiales.

Además, la hermana del presunto autor material del crimen refirió que el hombre purgó una condena de 17 años de prisión por distintos delitos, aunque el fiscal aguardaba el informe de reincidencias para poder determinar con exactitud si tenía antecedentes.

En tanto, el cuerpo de la víctima fue sometido a una autopsia para poder determinar las causas de la muerte y si, tal como se sospecha, Domínguez Zimmerman fue víctima de un ataque sexual antes de ser asesinada.

“Se trabaja en hipótesis de que la mujer fue a comprar engañada una panchera para su kiosco”, reconoció un investigador, quien agregó que aún se trata de determinar si el acusado era un cliente o un proveedor del negocio.

Es que la mujer asesinada era propietaria junto a su marido de un kiosco en la zona y estaba buscando ampliar el comercio con la venta de panchos.

La policía trabajó en la escena del crimen, una casa abandonada en la que funcionaba un centro terapéutico, en busca del teléfono celular de la víctima, aunque por el momento no tuvo resultado positivo.

“A mi mami la mataron”, fue lo que dijo el hijo de la víctima a sus familiares tras el crimen, según relató esta mañana su tía paterna en declaraciones a la prensa que brindó junto a Venerio Ocampo, esposo de Gloria y padre del niño.

Según la mujer, su sobrino “vio todo y contó detalladamente” lo sucedido.

Por su parte, Ocampo, quebrado en llanto, recordó que ayer a las 5 de la mañana él se fue a trabajar y que su esposa se quedó con su hijo,

“A las 8 fueron al kiosco -que ambos tenían en la zona- y no supe más nada. No hablé con Gloria durante el día. Un señor lo encontró (a su hijo) llorando y llamaron a la policía”, sostuvo, al confirmar también que su hijo “vio todo”, cuando el agresor “le quitó la ropa” a su mamá y la atacó.

El cuerpo de la víctima fue encontrado ayer en un predio abandonado donde funcionaba un centro terapéutico, en Villa Luzuriaga, La Matanza, tras el pedido de auxilio del niño.

Más tarde, mediante el análisis de las cámaras de seguridad de la zona, se pudo obtener una imagen del momento en que Gloria, el niño y el sospechoso -vestido con una remera gris y un jean- caminan por la calle, lo que fue clave para identificarlo e iniciar la búsqueda, dijeron a Télam las fuentes judiciales.

El fiscal Duplaa, a cargo de la UFI especializada en Homicidios de La Matanza, aguardaba el resultado preliminar de la autopsia que se realizó durante esta jornada para conocer detalles del homicidio y si la mujer fue víctima de un abuso sexual.

Según las primeras pericias, la mujer murió por un fuerte golpe producido con un objeto contundente de cerámica, como un inodoro o vanitory que se hallaba en el predio abandonado, señaló un vocero judicial

En la escena del crimen se halló cantidad de prueba pericial, como “pelos, sangre y huellas”, indicó el investigador consultado.

El hallazgo se produjo ayer en el segundo piso de la construcción abandonada situada en Remedios de Escalada y Camino de Cintura, adonde la policía llegó tras un llamado 911.

Según las fuentes, al llegar al lugar, los efectivos entrevistaron a un vecino, quien refirió que halló a un menor de edad en la vía pública que, momentos antes, dijo que su mamá de nombre “Gloria” fue golpeada por un hombre.

Luis Bocetto, el vecino que asistió al niño, recordó ante la prensa el momento en el que el menor relató lo sucedido con su madre.

“Le pregunté qué le pasó y me dice ‘el hombre me dijo que me iba a venir a buscar y no vino más’”, expresó Bocetto.

El testigo indicó que en ese momento el niño señaló: “El hombre me trajo, era de día, vinimos con mamá. El hombre mató a mama”.

Por su parte, la Secretaría de Mujeres, Políticas de Género y Diversidades de la municipalidad de La Matanza se encuentra brindando contención a la familia de la víctima, informaron a Télam fuentes municipales.

Agencia Télam


Open chat