Destacan la recuperación económica bonaerense, pero advierten sobre su heterogeneidad

El Instituto para el Desarrollo Económico y Social de Buenos Aires (Idesba) – Stella Maldonado, de la CTA provincial, afirmó que el distrito exhibe este año una “heterogénea recuperación económica” y señaló la “imprescindible recuperación del salario real”, entre los desafíos para consolidar dicha reactivación.

Según el informe de coyuntura del Instituto, la mayoría de los indicadores muestra una recuperación económica respecto al año pasado, pero el crecimiento registrado “tiene algunas características que no debieran ser soslayadas para comprender tanto sus potencialidades como limitaciones, y las perspectivas que se abren a mediano plazo”.

En primer lugar, afirma, se observa en la provincia de Buenos Aires una “recuperación heterogénea”, en la cual los sectores productores de bienes, en especial la industria y la construcción, muestran un mejor desempeño que los servicios, algunos de ellos siguieron muy afectados por la pandemia, como gastronomía, esparcimiento y turismo.

Dentro del sector manufacturero también se observa cierta heterogeneidad, aunque son más las ramas que han venido transitando un sendero de recuperación.

En segundo lugar, agrega, mientras algunas actividades muestran niveles similares al 2019 (prepandemia), otras se encuentran claramente por arriba (como ciertas actividades industriales) en tanto otras persisten por debajo (mayormente servicios).

El trabajo indica que en los últimos meses también ha venido mejorando la recaudación tributaria provincial, que no sólo se ha recuperado en términos reales respecto al año pasado sino que incluso ha superado los niveles de 2019.

Asimismo, añade, si bien en mayo y junio el ritmo de aumento de precios registró un leve descenso en la comparación mensual, la inflación interanual se ubica en su nivel más alto desde 2019 (50,2% a nivel nacional y 48,3% para el Gran Buenos Aires).

Para sostener la recuperación económica y mejorar la situación social, planteó el instituto, es fundamental “tratar de evitar la adopción de nuevas medidas restrictivas que afecten la producción, el comercio y la circulación de personas”.

Otro desafío es “lograr una recuperación del salario real y otros ingresos fijos (…), condición necesaria -aunque no suficiente- si se quiere mejorar tanto la situación económica como social”.

Además, “consolidar el mercado interno dado que con las exportaciones –que tampoco muestran signos de crecimiento significativo- no alcanza” y “contener las expectativas inflacionarias y evitar una mayor depreciación del salario el control y estabilización del tipo de cambio”.

En ese sentido, señala que “evitar una nueva devaluación es una condición necesaria –aunque no suficiente- para desacelerar la inflación y consolidar la recuperación del consumo interno”.

“Es necesario seguir avanzando en políticas económicas y sociales a nivel nacional y provincial que, además de impulsar la reactivación económica, impidan que esta termine beneficiando exclusivamente a las grandes empresas y grupos concentrados”, concluye.


Open chat