El Banco Mundial moviliza más de US$ 29.000 millones para ayudar a América Latina en la pandemia

El Grupo Banco Mundial destinó US$ 29.100 millones para América latina y el Caribe como respuesta a la pandemia de Covid-19 desde el comienzo de la crisis y hasta el 30 de junio de 2021, en la mayor respuesta a una crisis de este tipo en la historia del organismo.

Estos recursos se destinaron a contener el impacto sanitario, económico y social de la pandemia, además de ayudar a la región a responder a desafíos como huracanes y flujos migratorios, informó el organismo.

Incluyen US$ 14.500 millones del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y la Asociación Internacional de Fomento (AIF), conocidos como Banco Mundial; US$10.800 millones de la Corporación Financiera Internacional (IFC) para promover el desarrollo sostenible impulsado por el sector privado; y US$ 3.800 millones en garantías del Organismo Multilateral de Garantías de Inversiones (MIGA).

“América Latina y el Caribe fue la región más afectada por la pandemia de Covid-19, con 20% de los casos y un tercio de las muertes globales; la elevada tasa de infección y la abrupta caída del crecimiento tuvieron un impacto social y económico devastador”, dijo el vicepresidente de la entidad, Carlos Felipe Jaramillo.

La ayuda del Banco Mundial se enfocó en protección social, emergencias de salud, testeos, vacunas y el fortalecimiento de los sistemas de salud de cada uno de los países, y financiamiento de corto plazo durante los primeros meses de la pandemia para ayudar al sector privado a mantenerse a flote.

Por su parte, IFC -brazo del Grupo del Banco Mundial para el sector privado- comprometió US$ 10.800 millones para los sectores manufacturero, de agronegocios y servicios; y apoyo para la industria financiera y colaboraciones exitosas para el establecimiento de asociaciones público-privadas.

Desde abril de 2020, IFC comprometió cerca de US$ 3.200 millones en respaldo de liquidez para la región, ayudando a ampliar el financiamiento para mipymes para que estas continúen operando; trabajó junto a instituciones financieras para promover el financiamiento verde y apoyó a empresas agroexportadoras de la región.

“IFC intensificó sus esfuerzos para ofrecer soluciones innovadoras que ayuden a los sectores más afectados por la pandemia, poniendo particular énfasis en ayudar a las empresas a mantener los puestos de trabajo y asegurar que las mipymes puedan acceder al financiamiento”, dijo Georgina Baker, vicepresidenta de IFC para América latina y el Caribe, Europa y Asia Central.

En tanto, el Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA) emitió algo más de US$ 3.800 millones en nuevas garantías para la región durante este período de quince meses.

“MIGA trabajó de forma estrecha junto a gobiernos, empresas e instituciones financieras de ALC con el fin de movilizar sus garantías y conseguir recursos de capital privado extranjero para complementar los esfuerzos tendientes a mitigar el impacto social y económico de la pandemia”, dijo el vicepresidente de la entidad, S. Vijay Iyer.

Desde el inicio de la pandemia, el Grupo Banco Mundial comprometió más de US$ 157.000 millones para combatir sus impactos sanitarios, económicos y sociales en más de 100 países; y ofreció más de US$ 20.000 millones hasta fines de 2022, recordó.


Open chat