El acusado de matar a un prestamista en Virrey del Pino va a juicio oral

El acusado de asesinar de un balazo en el rostro a un prestamista de 36 años al que le debía 150.000 pesos, y cuyo cadáver fue encontrado en julio pasado en un descampado de Virrey del Pino, seguirá detenido con prisión preventiva y camino al juicio oral y público, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Jorge Ramón “Chicho” Canteros (35), quien está imputado del homicidio agravado por el uso de arma de fuego en perjuicio de Eduardo José Sánchez (36), quien se encuentra hoy alojado en un penal bonaerense y esperará el debate oral que estiman los investigadores que se realizará en poco meses.

“Tenemos todas las pruebas que se necesitan para que el expediente contra Canteros sea elevado al juzgado de garantías y esperar el debate oral por matar a su amigo y prestamista Sánchez, debido a una deuda en dólares que no quería pagar. Fue de tiempo récord la investigación con pruebas, testimonios y peritajes que indiquen que fue un homicidio”, sostuvo el fiscal Gastón Duplaá, que lleva la causa.

Por su parte, el abogado Hugo López Carribero, que representa a la familia de Sánchez, dijo a Télam que “fue un gran trabajo del fiscal con el aporte de la familia de Ramón, para llegar a juntar todas las pruebas que demuestran que fue un homicidio por una deuda de un préstamo de dinero”.

“Ahora vamos a esperar el juicio oral. Toda la investigación se dio en tiempo récord. Ya se va a elevar la causa a juicio oral y eso esperamos. La familia Sánchez pide justicia y eso es lo vamos a buscar”, añadió el letrado.

Una fuente judicial explicó que la víctima intuía que algo malo le podía ocurrir, ya que le dijo a su familia: “Si en un rato no vuelvo, preocúpense”, fue ejecutado de un balazo a corta distancia y su cuerpo tenía que ser desaparecido.

De acuerdo a los pesquisas, “Chicho” Canteros le debía una suma cercana a los 150.000 pesos a Sánchez, y luego del relevamiento de cámaras de seguridad se determinó que el 28 de julio a la noche se había reunido con la víctima.

Posteriormente, los investigadores establecieron que el imputado, a bordo de la camioneta de la víctima, pasó a visitar a su hermana en Gregorio de Laferrere, le pidió 2.000 pesos para realizar una apuesta y luego se retiró con un bidón de nafta.

Ese vehículo utilitario Citroën Berlingo color blanco, fue hallado incendiado en calles Concordia y California, unas 40 cuadras al norte de donde se encontró el cadáver de Sánchez.

El cuerpo de la víctima fue encontrado en un terreno ubicado en la intersección de las calles Juan Gelly y Ciudadela, de la localidad de Virrey del Pino. Según las fuentes, tras un llamado al 911, personal del destacamento Lavorato de esa localidad se trasladó hasta el descampado y constató que un hombre yacía muerto con un disparo en el rostro.

Poco después, el cuerpo fue reconocido por familiares de Sánchez que se acercaron hasta el lugar. Por su parte, la pareja de Sánchez contó luego a los pesquisas que el hombre le dijo al salir de la casa que se dirigiría a lo de un amigo en la vecina localidad de Gregorio de Laferrere a cobrar un dinero que le había prestado y que volvería en unos cuarenta minutos para poder cenar juntos.

Al pasar una hora, la mujer comenzó a llamarlo y enviarle mensajes de Whatsapp al celular pero no obtuvo ninguna respuesta, por lo que su primera reacción fue ir a los hospitales Simplemente Evita y Paroissien de La Matanza ante la posibilidad de que hubiera tenido un accidente vial.


Open chat