Asesinaron a un hombre que compraba drogas cerca de la Plaza Bomberitos

Un hombre de 36 años fue asesinado de un balazo en el abdomen mientras caminaba junto a su pareja en las inmediaciones de la Plaza Bomberitos, de Ramos Mejía, y se investiga si se trató de un ajuste de cuentas relacionado a la comercialización de estupefacientes, según fuentes judiciales.

La mujer que acompañaba a la víctima reconoció que su pareja había pactado un encuentro, el domingo por la noche, con quien se cree que lo asesinó, lo que descartaría el móvil de un intento de robo.

Daniel Alejandro Fredes (36) arribó al lugar a bordo de su auto y junto a su pareja, estacionó el vehículo, ambos descendieron del mismo y comenzaron a caminar por las inmediaciones de la plaza, hasta que un hombre armado bajó de un vehículo y se trenzó en un forcejeo con Fredes, quien recibió balazo en el abdomen.

Tras el disparo, el atacante escapó, mientras que el personal de la comisaría 9na. fue alertado de lo ocurrido y se trasladó hasta el lugar, donde encontró a la víctima herida en el suelo, aunque fue trasladado de urgencias al Hospital Interzonal de Haedo, donde lo intervinieron quirúrgicamente y murió producto de la herida sufrida.

El fiscal a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) especializada en Homicidios de La Matanza, Gastón Duplaa, se hizo cargo de la investigación y caratuló al expediente como “homicidio”, y luego pasó las actuaciones a su colega Marcos Borghi.

Desde la fiscalía se ordenó el relevamiento de cámaras de seguridad de la zona para identificar al delincuente y el vehículo en el cual se desplazaba, que se cree era un auto de uso particular. Las autoridades judiciales aseguraron que “hay una idea de quién fue el atacante”.

En tal sentido, la pareja de Fredes declaró ante la justicia que la víctima se había comunicado en el trascurso de la tarde con una persona apodada “Negro”, con quien coordinó un encuentro en la Plaza Bomberitos.

La mujer relató que el hombre, de aproximadamente 1,75 metros de altura y de contextura delgada, llegó al lugar, estacionó el auto sobre la calle Pueyrredón, caminó aproximadamente 30 metros y tras discutir con su pareja, extrajo un arma entre sus ropas y le disparó a quemarropa.

Sin embargo, la pareja del hombre asesinado indicó inicialmente a los efectivos policiales que se trató de un intento de robo para que Fredes fuera trasladado rápidamente a un hospital, aunque posteriormente reconoció habían pactado el encuentro para la compra de estupefacientes.

Ahora el fiscal Borghi espera el resultado preliminar de la operación de autopsia que será practicada al cuerpo de Fredes en la Morgue Judicial de La Matanza para establecer el tipo de arma y calibre utilizado por el asesino.

En la investigación interviene personal de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de La Matanza y de la seccional de Ramos Mejía.