Los chicos del Club Almafuerte festejaron su día de la mano de la Juventud Radical matancera

Más de medio centenar de chicos y chicas del Club Almafuerte festejaron su día en una jornada organizada por la Juventud Radical Matancera que se movilizó para agasajarlos a través de actividades de recreación, juegos y entrega de golosinas y juguetes.

La sede del club ubicado en La Tablada fue el lugar elegido para nuclear a los menores que pertenecen a la institución y a los que viven en los barrios aledaños, para que se diviertan y aprendan a través de un Taller de Percusión a cargo de uno de los referentes de una de las murgas de la localidad.

Los jóvenes organizadores del evento, efectuado el último sábado, tuvieron como premisa nuclear a la familia en una jornada de celebración para que cada nena y nene se fueran a sus casas con al menos un regalo en el Día de la Niñez.

El primer vocal titular de la Juventud Radical de La Matanza, Taiel Alonso Lagares, explicó que están comprometidos con la institución desde el momento que la comisión directiva se les acercó para plantearles que “un grupo de personas les querían tomar el club, haciéndose pasar por una comisión normalizadora al alegar que carecían de personería jurídica y que no tenían la documentación al día”.

El riesgo de que los chicos perdieran el ámbito de contención hizo que los jóvenes nucleados en el radicalismo local decidieran involucrarse para defender y recuperar la institución para los vecinos del barrio.

“En un trabajo conjunto con el Comité de Circuito de La Tablada y con el presidente de la Unión Cívica Radical local, Gustavo Barresi, se trabajó para poner al día los papeles y mostrar que la institución funciona adecuadamente. Ahora estamos en la tarea de levantarla”, explicó Lagares.

Al club asisten chicos de distintos lugares cercanos a la sede, aunque predominan los que viven en un pequeño barrio de emergencia conocido como Guayaquil, que desde hace unos meses pueden desarrollar actividades que paulatinamente incorporaron desde la comisión directiva, como boxeo, patinaje artístico, futsal, escuelita de futbol, clases de danzas. Además, “la idea es sumar más actividades para lograr esa contención comunitaria que el club proveía en años anteriores”, según explicó el joven integrante de la JR.


Open chat