Bomberos de Matanza tiene en el cuartel los nuevos equipos de respiración de última tecnología

Las gestiones realizadas durante los últimos meses por la Comisión Directiva de Bomberos Voluntarios de Matanza tuvieron el resultado esperado, debido a que pudieron retirar de la zona franca de la aduana de La Plata 40 equipos de respiración autónomos adquiridos en los Estados Unidos.

Los equipos de respiración importados, comprados a través de subsidios otorgados desde el Ministerio de Seguridad Bonaerense, son ultralivianos y especialmente desarrollados para el uso en incendios, de alta prestación y de última tecnología marca MSA modelo G1, que incluye máscara de última generación con visión lateral, arnés de goma con 5 puntos de sujeción y certificación internacional.

Además, “el equipamiento, que incluye cilindros de fibra de carbono con una autonomía de 45 minutos y 4500 psi de presión, también está compuesto por un set Bomberos con arnés recubierto en tejido de kevlar y acolchado en hombros y pad lumbar (faja lumbar), zuncho textil para soporte del cilindro, conexión de la rosca del cilindro CGA, manómetro de presión analógico”, especificaron en un comunicado difundido por la entidad.

El cuartel central de Bomberos, ubicado en Ramos Mejía, fue el lugar elegido por los miembros de la CD para presentar los nuevos equipos en un acto al que asistieron directivos, colaboradores, bomberos voluntarios del cuerpo activo y de la reserva activa, y los oficiales encargados de todos los destacamentos.

Las autoridades, a través de su página de Facebook, aseguraron que “en pocos días más, se entregarán todos los equipos de protección personal completos para todos los Bomberos Voluntarios Matanza”.

“Los equipos de respiración autónoma permiten al bombero respirar dentro de una atmósfera complicada, como un incendio y los gases productos de la combustión, además de la temperatura”, explicó el presidente de la institución, Gustavo Cid.

Con esta adquisición los equipos de estas características que tienen los Bomberos Voluntarios de Matanza llegan a las 67 unidades, y son fundamentales para actuar en emergencias en los casos donde hay falta de oxígeno o derrames de productos químicos.

El material importado por la institución se suma al camión con escalera mecánica retirado de la aduana durante los primeros días de agosto, luego de ser retenido durante más de dos meses y medio por una deuda que la institución mantiene con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

La AFIP le reclama a la institución local efectuaron los pagos relacionados con los aportes previsionales de empleados administrativos y de personal del club entre 1992 y 2016 que no abonaron las antiguas comisiones directivas.

Al asumir las nuevas autoridades, se encontraron con el conflicto y acordaron un plan de pagos mensual por una deuda total que asciende a los 70 millones de pesos (90 millones con los intereses actualizados).

Cid explicó que la comisión directiva tiene expectativas en el proyecto de ley presentado en el Congreso Nacional para eximir a Bomberos del pago de la deuda con AFIP, que se giró a la Comisión de Presupuesto y Hacienda, aunque aún no fue tratado.


Open chat