Panorama político matancero

El cimbronazo que significó a nivel nacional la derrota del Frente de Todos obligó a los referentes del peronismo local a reunirse, el último miércoles, en un plenario y bajar un mensaje hacia las bases para recuperar los votos perdidos en las PASO, en comparación con los obtenidos en 2019.

El encuentro unió a la vicegobernadora bonaerense, Verónica Magario; al intendente de La Matanza, Fernando Espinoza; a los conductores del PJ local y a los encargados de escuelas que estuvieron a cargo de la fiscalización de las elecciones del domingo para analizar la forma de recuperar los 200 mil votos perdidos en el distrito.

No obstante, la merma de votos no impidió que el oficialismo obtuviera un holgado triunfo al captar el 46,05% de los sufragios contra el 27,5% de Juntos. En tal sentido, la sangría de votos en el Frente de Todos matancero se debe más a disputas internas que a méritos propios de la oposición, por lo que las causas son variadas. En primer lugar, la mala imagen que tiene la figura del intendente en amplios sectores de la sociedad local, principalmente entre los ciudadanos no peronistas, se trasladó hacia el interior de la fuerza política gobernante.

La falta de apertura de Espinoza hacia las organizaciones sociales y gremiales se evidenció en el intento por competir en la interna del Frente de Todos por parte de cuatro espacios que, finalmente, fueron proscriptos por la Junta Electoral partidaria de la provincia para blindar al intendente y asegurarse de que hubiese una sola lista del oficialismo en las elecciones de medio término.

La excesiva competencia interna fue la evidencia del disgusto que genera la gestión de Espinoza en numerosos sectores del peronismo local. En tal sentido, fuentes cercanas al gobierno municipal atribuyen la pérdida de gran parte de los 200 mil votos a la decisión adoptada por las organizaciones sociales y los integrantes de La Cámpora de no movilizar a sus militantes para que hicieran campaña en los barrios de La Matanza profunda, además de promover el corte de boleta para evitar que se votara por el candidato testimonial del oficialismo local, que obtuvo en el distrito casi 20 mil sufragios menos que la precandidata a diputada nacional, Victoria Tolosa Paz.

La lectura que realizó la oposición sobre los resultados puede sintetizarse en el análisis del concejal de Cambiemos Juntos, Lalo Creus, que puso el foco en los casi 50 mil votos en blanco y en la baja la participación de los matanceros en el acto eleccionario, que fue del 62,28%.

Si bien es cierto que si Juntos repite la elección en noviembre podría llegar a alcanzar entre cuatro o cinco concejales de las 12 bancas que se renuevan, ni en el escenario más optimista el oficialismo podría perder una elección en el territorio, por lo que la oposición debería contentarse con perforar el techo histórico de votos obtenidos.

El resultado de noviembre, en cambio, va a ser importante para observar el comportamiento de los sectores que componen el Frente de Todos debido a los movimientos que comenzarán a realizarse con vistas a las elecciones por la intendencia debido a la desgastada y cuestionada figura de Espinoza.

En la vereda de enfrente, el gran ganador del sector opositor fue el PRO debido a que Toty Flores logró imponer la lista completa de concejales ante la fallida estrategia de la UCR local que, al ir divida en dos listas, no llegaron al piso de 25% y no podrán intercalar sus precandidatos para la lista de Juntos en noviembre. Esto significa que los concejales que ingresen por este espacio opositor serán los del PRO y de la Coalición Cívica, pero el radicalismo quedó imposibilitado de acceder a un escaño por la incapacidad de ir unidos a la interna.

Otro de los grandes ganadores fue el Frente de Izquierda-Unidad, que sorprendió por su buena elección a nivel distrital al lograr un histórico 7,49% y, que si obtiene un porcentaje similar en noviembre, podría lograr la primera concejalía de ese espacio en el distrito.

La performance del FIT fue pareja en las distintas localidades matanceras: la mayor cantidad de votos la obtuvo en González Catán con un 8,47%, seguido de San Justo con 8,30%, Rafael Castillo y Laferrere con 8,14%, mientras que en los lugares que menores adhesiones concitaron fueron en Aldo Bonzi con un 6,29%, Ciudad Evita 6,68%, Ramos Mejía 6,76% y 20 de Junio 6,77%. En el resto del territorio obtuvieron guarismo intermedios: Virrey del Pino 7,91% Villa Luzuriaga 7,90%, Tapiales, Villa Madera y Villa Celina 7,62%; Isidro Casanova 7,34% y Lomas del Mirador 7,04%.

En tanto, los seguidores de José Luis Espert en el distrito, en Avanza Libertad se ubicaron el cuarto lugar y desplazaron a Vamos con Vos que, a pesar de lo que indicaban las encuestas previas, apenas superó el 4% lo que evidenció un muy mal desempeño electoral de Florencio Randazzo que arrastró a sus candidatos en La Matanza que no obtuvieron los votos esperados y que llegan casi sin chances a las elecciones de noviembre.


Open chat