Panorama político matancero

La designación de los nuevos miembros del gabinete a nivel nacional sirvió para dejar atrás una semana turbulenta para el gobierno de Alberto Fernández, lo que permitió que se dieran los primeros pasos para tratar de recomponer la imagen del oficialismo que quedó dañada con la derrota en las urnas.

Una de las cartas jugadas por el presidente fue la designación de Juan Manzur al frente de la Jefatura de Gabinete de la Nación, que al promediar la semana llegó a La Matanza junto al ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, para participar de un acto organizado por el intendente Fernando Espinoza que movilizó a la militancia peronista para mostrar su apoyo al gobernador Tucumano (ahora de licencia) al que trató “de amigo” debido a que se conocieron en 2001 cuando el entonces jefe comunal, Alberto Balestrini, los convocó para formar parte de su gabinete.

Por el lado de Juntos, en un primer avance para retomar la campaña que tiene como meta las legislativas de noviembre, el candidato a primer diputado nacional, Diego Santilli, se mostró por la zona céntrica de Ramos Mejía con el titular del PRO local, Alejandro Finocchiaro, y el candidato a primer concejal de La Matanza, Héctor “Toty” Flores, que se reunieron con un grupo de militantes para agradecerles la tarea de fiscalización el día de las PASO.

Luego de desembarcar en la ciudad en la que la fuerza opositora cosechó un buen caudal de votos, la campaña entró en stand by debido a que los máximos dirigentes se reunieron para establecer los lineamientos para las futuras acciones que desarrollarán en territorio bonaerense en las próximas semanas.

Sin embargo, la situación que vive una cantidad importante de matanceros se puso en evidencia con la movilización realizada, el último viernes, por militantes del Polo Obrero-Tendencia frente a la sede del Ministerio de Desarrollo Social en La Matanza, en reclamo de la creación de comedores populares y el incremento de la asistencia social en el distrito.

“En un cuadro de una pobreza que llega al 60% en el conurbano bonaerense y de la creciente inflación que se come el poder adquisitivo de los magros salarios que cobran los trabajadores, la gestión de Fernando Espinoza no se encuentra dando las respuestas necesarias para atender las enormes necesidades que hoy atraviesan a la mayoría de los barrios de La Matanza”, expresaron desde ese sector a través de un comunicado.

Por su parte, el candidato a concejal matancero por el FIT-Unidad, Juan Romero, profundizó el análisis al señalar que “en el distrito los niveles de pobreza, que alcanzan a la mitad de la población, llegan al 70% de los niños y niñas, a los 122 asentamientos registrados se suman procesos de recuperación de tierras nuevos todos los años donde las familias que habitan allí sufren, no sólo el abandono y la desidia estatal, sino también reciben el hostigamiento permanente por parte de las fuerzas represivas”.

Romero, en una nota escrita para De Ramos Digital, expuso que “la precarización laboral en el distrito tiene niveles récord a nivel provincial superando el 60%, la urbanización de los barrios sigue siendo una enorme demanda sin visos de solución de miles de familias, sólo para ilustrar, el 40% de las calles no están asfaltadas y en el tercer cordón sólo el 3 % tiene cloacas”.

Tal vez la situación crítica en la que están sumergidos los matanceros que habitan en sectores postergados de la comuna explique la falta de apoyo a la candidatura testimonial de Espinoza por parte de las organizaciones sociales y las cuatro listas que intentaron presentarse para disputarle el poder, aunque fueron proscriptas desde la Junta Electoral del Frente de Todos a nivel provincial.

Otra de las voces que se oyeron durante la semana fue la del presidente de la UCR local, Gustavo Barresi, que recordó que en el mes del Acceso a la Información Pública a nivel provincial este derecho está suspendido por un decreto del gobernador Axel Kicillof.

Barresi recordó que La Matanza es uno de los distritos del conurbano que no reguló el Acceso a la Información Pública, por lo tanto, no creó un ámbito para el control de la gestión. “Este derecho mejora la calidad democrática porque transparenta el manejo de las cuentas públicas y eso contribuye a robustecer la confianza que tiene el vecino hacia el Estado y, además, la administración pública logra ser más eficiente”.

En tal sentido, el dirigente radical explicó que esta herramienta de participación ciudadana le daría la posibilidad a los vecinos de solicitar información vinculada con la gestión municipal y, dio como ejemplo, que la ciudadanía podría consultar “si los patrulleros que se entregaron en La Matanza fueron menos, la cantidad de luminarias led que se instalaron en el distrito, o saber el gasto del municipio en concepto de publicidad”.

Otra de las irregularidades que se dan en el distrito es la falta de independencia del Tribunal de Faltas que en 1997 se suspendió por decreto y, aunque en 2014 se reglamentó su reapertura, se lo recreó como un apéndice de Ejecutivo comunal, según explicó el presidente del PS de La Matanza, Arturo Ter Akopian.


Open chat