La OMS definió oficialmente como enfermedad a la Covid-19 persistente

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó la primera definición clínica oficial de la enfermedad “pos-Covid-19”, también denominada Covid-19 persistente, acordada tras una consulta mundial y que tiene como objetivo facilitar el tratamiento de los enfermos.

“La afección pos-Covid-19 se produce en individuos con antecedentes de infección probable o confirmada por el SARS-CoV-2, generalmente tres meses después de la aparición de la Covid-19 con síntomas que duran al menos dos meses y que no pueden explicarse por un diagnóstico alternativo”, dice la definición elaborada por la OMS, según consignó la agencia DPA.

Entre los síntomas más comunes, se destacan “la fatiga, la dificultad para respirar y la disfunción cognitiva, pero también se pueden dar otros síntomas que suelen repercutir en el funcionamiento cotidiano del enfermo”, agrega el texto y advierte que para los niños podría ser aplicable otra definición.

“Los síntomas pueden ser de nueva aparición, tras la recuperación inicial de un episodio agudo; o bien, pueden persistir desde el inicio de la enfermedad”, aseguró la doctora Janet Díaz, jefa de gestión clínica de la OMS.

Díaz calificó a la nueva definición como “un importante paso adelante” para estandarizar el reconocimiento de los pacientes con esta condición y afirmó que la OMS espera que “ayude al personal médico y sanitario a reconocer a los pacientes y a comenzar con los tratamientos e intervenciones adecuados y a tener claros los caminos a tomar”.

“Esperamos que los responsables políticos y los sistemas sanitarios establezcan y apliquen modelos sanitarios integrados para atender a estos pacientes”, remarcó.

Aunque existen varias pruebas para detectar la infección inicial por Covid-19, no hay ninguna para detectar esta afección posterior, y aún no está claro qué lo desencadena en los enfermos.

Sobre este punto, la doctora Díaz mencionó diferentes hipótesis, como persistencia viral, microtrombosis en el sistema vascular o problemas de autoinmunidad.

La OMS estableció la definición de caso clínico estandarizada a nivel mundial para llevar claridad entre los profesionales de la salud acerca de la enfermedad y promover avances en la investigación y tratamiento.

AstraZeneca anuncia que un fármaco redujo al 67% los casos graves contra el coronavirus

Un cóctel de anticuerpos contra el Covid-19 desarrollado por el laboratorio británico-sueco AstraZeneca dio lugar a una “reducción del 67%” de los casos graves o mortales en ensayos clínicos de fase 3, anunció la farmacéutica en un comunicado.

Los ensayos del fármaco AZD7442, consistente en una combinación de anticuerpos, “dieron lugar a una reducción estadísticamente satisfactoria” de los “casos graves de covid-19 o de las muertes por la enfermedad en comparación con un placebo en pacientes no hospitalizados con síntomas leves o moderados”, explicó AstraZeneca, según consignó la agencia de noticias AFP.

Los participantes recibieron el tratamiento en los cinco días siguientes a la aparición de los primeros síntomas, y el análisis preliminar de los resultados muestra que el “AZD7442 redujo el riesgo de desarrollar covid-19 grave o mortal en el 67% de los casos en comparación con el placebo”, señaló el comunicado.

Un 90% de los participantes pertenecían a categorías de pacientes considerados de alto riesgo de desarrollar formas graves de Covid-19, incluyendo aquellos con comorbilidades.

“Dado que continúan los casos graves de covid-19 en todo el mundo, existe una importante necesidad de nuevas terapias como el AZD7442 para proteger a las poblaciones vulnerables”, comentó Hugh Montgomery, profesor de medicina de cuidados intensivos en la University College London y uno de los principales investigadores en este ensayo clínico, en el que participaron 903 personas.

AstraZeneca presentará los datos a las autoridades sanitarias y ya presentó una solicitud a la Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense, la FDA, para que apruebe el fármaco.

El grupo anunció en marzo un acuerdo con Estados Unidos para suministrar hasta 700.000 dosis de este tratamiento con anticuerpos al país este año por un total de 726 millones de dólares.


Open chat