Ahora, también se robaron todas las letras del cartel de bienvenida a Ramos Mejía

Menos de 15 días duró el cartel de bienvenida a Ramos Mejía con todas sus letras luminosas que el Municipio colocó en el triángulo conocido como “La Tanga”, en la intersección de las avenidas Rivadavia y de Mayo.

Primero, se robaron la palabra “Localidad” cuatro días después de la instalación de la estructura que fue colocada el 21 de octubre. Ahora, también despojaron las letras “Ramos Mejía” y dejaron a la plancha metálica gris sin ningún tipo de inscripción.

En pocos días, el letrero de bienvenida pasó de transformarse en una atracción nocturna debido a azul que emanaba de sus letras lumínicas a una lámina despojada de todo atractivo, que carece de sentido que permanezca colocada en su ubicación actual debido a la acción de delincuentes comunes que no respetan las más mínimas normas de convivencia.

Así quedó la estructura metálica despojada de las letras de bienvenida a la ciudad:

De esta manera lució el cartel en los primeros días de su colocación.

Momento en que se instaló el cartel y 10 días más tarde sin las primeras letras:

Hasta hace seis años la referencia al ingreso a la arteria principal de la ciudad era el histórico arco de hierro metálico, pero el 31 de julio de 2015 la estructura no resistió los fuertes vientos y se desplomó sobre un automóvil que estaba estacionado sin personas a bordo. Los bomberos tuvieron que cortar con moladoras los hierros para poder retirarlo y rehabilitar el tránsito.