La UCR presentó un proyecto en el Concejo Deliberante matancero para que la Oficina Anticorrupción local se cree por ordenanza

El presidente de la Unión Cívica Radical de La Matanza, Gustavo Barresi, presentó un proyecto en el Concejo Deliberante para que la Oficina Anticorrupción local se cree a través de una ordenanza, para transparentar su accionar y proteger al funcionario que desempeñe el cargo debido a que recibirá las potenciales denuncias que se presenten contra los funcionarios municipales.

Barresi, fundamentó su propuesta al señalar que la Oficina Anticorrupción que funciona en la actualidad fue creada en 2010 a través de un decreto del Ejecutivo y que, además, “se encuentra en el mismo palacio municipal y a metros del despacho del intendente, por lo que es necesario transparentar el funcionamiento de un órgano cuyo director debería actuar como un fiscal anticorrupción”.

El líder radical sostuvo que el ámbito de contralor tendría que estar en un lugar distante del Palacio Municipal y cumplir otra función, “para darles la posibilidad a los vecinos de denunciar, entre otras cosas, a funcionarios que les piden coimas”.

Según lo publicado por el periodista José Lucas Magioncalda, el intendente Fernando Espinoza sostuvo que “ante la ausencia de una legislación de Ética Pública a nivel provincial esta Oficina (Anticorrupción) se rige por las normas generales vigentes en la materia y por la Ley Nº 14656 y la Ordenanza General Nº 267 de Procedimiento Administrativo”.

En tal sentido, Magioncalda explicó que “la Ley N° 14656 refiere al régimen de empleados públicos, no a los funcionarios electivos o de designación política, de tal modo que las obligaciones y prohibiciones que fija dicha norma no alcanzan al intendente y sus secretarios. Por su parte, la Ordenanza General N° 267 regula el procedimiento administrativo de los municipios, y nada tiene que ver con las normas de ética pública”.

Por lo tanto, la propuesta presentada por el radicalismo pretende transparentar la designación del funcionario a cargo de la Oficina Anticorrupción local al contemplar que sea designado por el Concejo Deliberante “previo concurso público de oposición y antecedentes, y que durará en sus funciones seis años, pudiendo ser reelegido por igual período por única vez”.

Barresi, aseguró que el responsable de la Oficina debe gozar de la misma inmunidad que los concejales debido a que será el encargado de recibir las posibles denuncias sobre cualquiera de los funcionarios que se desempeñan en el ámbito municipal.

En tanto, el texto de la propuesta contempla que el director “podrá ser removido por las mismas causas y mediante el procedimiento de juicio político, en un todo de acuerdo por el artículo 255 y concordantes del decreto ley 6769/58”.

El proyecto, que fue presentado el último jueves, señala que “el ámbito de aplicación comprende la administración pública municipal, en todos sus órganos, centralizados, entes descentralizados y autárquicos, sociedades del Estado, sociedades con participación estatal mayoritaria, privadas o no que presten servicios públicos o se encuentren vinculadas contractualmente con el estado municipal”.

La presentación de la propuesta está vinculada con otra ingresada el año pasado para la creación de la Dirección de Acceso a la Información Pública y Transparencia del Control Municipal: “Es una piedra angular para saber cómo cumple su tarea el funcionario público y dónde va nuestro dinero. También exigimos que se pueda tener acceso a las declaraciones juradas de todos los funcionarios públicos, de los concejales, secretarios y demás, para saber cómo llegan a la administración pública y cómo se van”, sostuvo Barresi.

El presidente dela UCR matancera cuenta con experiencia en esta temática debido a que fue el Encargado del Departamento de Legales de la Oficina Anticorrupción en el Municipio de Morón durante 2019, pero además, dentro de esa dependencia funcionaba la Oficina de Acceso a la Información Pública y el portal de Gobierno Abierto.


Open chat