Robos y entraderas en la Noche Buena de Ramos Mejía y Lomas del mirador

Las fechas festivas suelen ser ocasiones ideales para los delincuentes debido a que las familias se reúnen y, muchas de ellas, dejan sus hogares que quedan a merced de los delincuentes ante la escasa vigilancia policial. Lo mismo ocurre con los locales en las inmediaciones de las zonas céntricas.

La víspera de la Noche Buena no fue la excepción debido a que el 24, a las 23:30, un delincuente desvalijó el local Luce mi Ropa ubicado en Rosales 76, de Ramos Mejía.

La cámara del propio negocio registró como un individuo vestido con bermudas oscuro, remera blanca y gorro del mismo color, neutralizó la cámara dispuesta en la parte externa del local.  Posteriormente, el video que las propietarias difundieron en su cuenta de Instagram, muestra al delincuente en el interior del local, con guantes y barbijo, quitando las prendas de los percheros para agruparlas y llevárselas.

Secuencia registradas por las cámaras que captaron el ingreso del delincuente al local

La propietaria, en sus redes sociales, expresó su indignación: “Enojada, muy enojada, triste y con una impotencia terrible. Y yo sólo debería en este momento estar con mi hija y mi familia, no acá. Agradeciendo que no fue peor, que no nos vaciaron el local entero porque tenemos vecinos que son un diez y se preocuparon. Agradecida porque pudimos poner una alarma y cámaras”.

El daño causado por el malviviente a las propietarias, que iniciaron su proyecto hace 14 años en la Galería Naonis y se mudaron recientemente a un lugar más comercial de Ramos, no fue peor porque los vecinos, al ver movimientos sospechosos actuaron y lograron que huyera el ladrón.

“No se puede vivir más así. Hoy fue una desgracia con suerte. Sólo quiero volver a mi casa, abrazar a mi hija y pedirle disculpas por traerla a este mundo de mierda. Tengo angustia, ganas de llorar, de romper algo”, expresó Laura, una víctima más de una Ramos Mejía cada vez más insegura.

Este robo fue uno de los múltiples ocurridos en la víspera de Noche Buena, aunque la cantidad de delitos cometidos no puedan relatarse en estas líneas.

Los delincuentes comenzaron con su actividad más temprano, debido que en Lomas del Mirador le robaron el auto a una pareja que llegaba a su hogar con sus hijos menores de edad. Al escaparse con el vehículo “estas estas ratas, dispararon, pudiendo ocasionar un desastre. Llamamos al 911 y tardó más de media hora en llegar”, contó Viviana en su página Facebook.

Los vecinos con indignación se quejan de que Lomas del Mirador está desprotegido. El mismo día 24, alrededor de las 21:15, cuatro individuos a punta de pistola le quitaron todo lo que tenían a cinco personas que estaban en la vereda, incluido niños, y se llevaron la camioneta de una de las vecinas. El suceso ocurrió en la calle Ingeniero Huergo, entre Alicia Moreau de Justo y Savia.

En tanto, el sábado en pleno mediodía, Ana relató un robo violento en el sitio de Vecinos en Alerta de Lomas del Mirador: “Nuevamente otro asalto en Almirante Brown al 4.700. Dos ladrones abordaron a una chica robándole el celular. La tiraron al suelo y la lastimaron. Corrieron hacia la villa Las Antenas”.

Curiosamente, se produjeron dos robos más a la misma altura de Almirante Brown. Primero, dos jóvenes ingresaron a una casa y se llevaron dos bicicletas, pero además, a las 3:00 de la madrugada una familia que regresaba a su hogar fue sorprendida y asaltada.

También el sábado por la noche robaron un vehículo Partner blanco (ad174sc) con toda la documentación. “Fue una situación horrible, vinieron dos autos y bajaron tipos armados, estábamos con mis dos nenes. Dejaron un auto blanco Clio, supongo que robado”, explicó Sabrina, una de las víctimas.

La policía asegura que la localidad de Lomas del Mirador se transformó en un lugar complejo para la prevención del delito debido a que está rodeada de cuatro villas y los delincuentes, mucho de ellos menores de edad, cometen robos y escapan a esos sectores para evitar ser atrapados.


Open chat