El dinero depositado en las billeteras virtuales quedará encajado en el Banco Central

El Banco Central (BCRA) dispuso que los fondos depositados en las cuentas transaccionales de las billeteras virtuales -Proveedores de Servicios de Pago (PSP)- deberá quedar 100% encajado, “para preservarlos de contingencias y garantizar que estén siempre a disposición” de los ahorristas.

En ese sentido, la autoridad monetaria señaló que se trata de cuentas “de carácter transaccional y la medida dispuesta fortalece ese rol y favorece la expansión de los medios de pago digitales, otorgando mayor transparencia y seguridad”.

“La medida no alcanza a las cuentas de inversión que habilitan las billeteras y que permiten a los y las ahorristas obtener una rentabilidad por los fondos depositados. Estas cuentas de inversión se mantienen en las mismas condiciones”, aclaró el BCRA en un comunicado.

Actualmente, los fondos de las cuentas transaccionales administrados por las PSP se encuentran depositados en todo momento en cuentas a la vista en pesos en entidades financieras del país y, con esta nueva norma, a partir del primero de enero de 2022 esos fondos deberán permanecer, además, inmovilizados en el BCRA, a disposición de sus titulares.

Por su parte, la Cámara Argentina de Fintech expresó esta noche su “desacuerdo sobre la decisión intempestiva del Banco Central de la República Argentina (BCRA) del día de hoy, que afectará seriamente a un sector que ha sido elegido por millones de usuarios, por su oferta de servicios simple, segura y diversificada”.

En un comunicado, las Fintech consideraron que “no logra advertirse el fundamento técnico de esta medida que afectará directamente la gratuidad en el otorgamiento y mantenimiento de cuentas, en la emisión y reposición de tarjetas, en las transferencias entrantes y salientes, y muchos otros servicios ofrecidos por las empresas en cuestión”.

Las billeteras digitales tienen dos formas de captar ahorros de sus clientes, las cuentas de inversión, en las que los fondos que recaudan son invertidos y distribuidos entre sus ahorristas parte de la rentabilidad, y las cuentas transaccionales, aquellas en la que los ahorristas cargan las billeteras para utilizarla como medio de pago sin esperar una retribución.

“Esos fondos tienen que estar depositados en los bancos, para seguridad de los ahorristas. Sobre esos fondos no se puede obtener rentabilidad porque sería equiparable a una intermediación financiera y podrían por ese carácter ser objeto de disputa legal”, explicaron a Télam fuentes del BCRA .

“La medida del BCRA que obliga a establecer un encaje de 100% sobre las cuentas transaccionales pone los fondos de los ahorristas a resguardo de cualquier contingencia y refuerza el rol como medio de pago seguro y transparente”, agregaron.