Especialista en educación dictará clases de apoyo gratuitas para la materia Seminario de la UNLaM

Una de las materias que se constituye en un filtro para muchos de los estudiantes que cursan carreras, principalmente técnicas, en la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) es Seminario de Producción y Comprensión de Textos.

Por ello, la Juventud Radical de La Matanza acordó con el especialista Daniel Farina el dictado de la asignatura en 8 clases y de manera gratuita, aunque al momento de inscribirse los interesados deberán contribuir con algún alimento no perecedero que será donado a uno de los comedores con los que habitualmente colaboran desde la UCR local.

El ciclo de clases de apoyo para Seminario comenzará en la última semana de enero y se dictará en el Comité de Distrito ubicado en Monseñor Marcón 3061 (San Justo). Los cupos son limitados y, para inscribirse, hay que completar un formulario que se accede a través del siguiente link: https://forms.gle/nH8gS4odezYZ9kLJ9     

Farina es licenciado en Comunicación egresado de la UNLaM en 2015, realizó la certificación pedagógica y cuenta con una extensa trayectoria en la enseñanza de la educación media.

El docente explicó que “Seminario es una materia que está en todas las carreras y es filtro, porque la finalidad de la asignatura es que el alumno pueda demostrar que tiene las competencias necesarias para comprender y analizar un texto”.

El especialista, sostuvo la que la asignatura se transforma en una dificultad para los estudiantes que ingresan a las universidades porque arrastran enormes dificultades en comprender y analizar un texto debido, entre muchos otros factores, a que carecen de vocabulario, por lo que no saben el significado de múltiples palabras.

La dificultad radica “en las palabras que hacen referencia a conceptos abstractos, porque tienen muchos problemas a la hora de abstraer, de explicar lo simbólico, lo complejo. Más de la mitad de los estudiantes que egresan de la escuela secundaria del país no reúnen los requisitos mínimos para comprender un texto”, señaló Farina.

Daniel Farina

Otro aspecto, según el educador, es que debe haber una mayor exigencia en cuanto a la ampliación del vocabulario y las prácticas del lenguaje, y puso como ejemplo, que “no se debería permitir que el alumno pase a segundo año si no puede analizar sintácticamente una oración, si no puede leer una obra literaria y si no sabe identificar su género, su estructura narrativa”.

El especialista, desde 2016 coordina el programa socioeducativo denominado Jornada Extendida en el ámbito del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, que tiene la finalidad de fortalecer las trayectorias escolares de los estudiantes de los dos últimos años de Primaria y en primero y segundo año en Secundaria.

Farina, además, sostuvo que “hay un problema con la finalidad del nivel secundario, a lo que hay que sumarle el contexto de deterioro en el que vive la sociedad. Las nuevas generaciones son depositarías de ese deterioro y lo reproducen a nivel moral, social y político”.

El ex precandidato a consejero escolar por la UCR en La Matanza afirmó que también son responsables los encargados de diseñar la educación pública secundaria. En tal sentido, se preguntó: “Para qué sirve? Para preparar a los adolescentes para el trabajo, para la universidad, para formarlos como ciudadanos, ¿para que entiendan su sexualidad?”.

Y remató: el problema que tiene la educación pública secundaria hoy es que no puede lograr un objetivo común a todo el sistema”.