Asesinan a un joven en un intento robo en González Catán y, en Casanova, asaltan a un matrimonio

Un joven de 25 años fue asesinado de un tiro en el pecho al resistirse a un asalto cometido por tres delincuentes que lo interceptaron cuando cerraba el local de comidas en el cual trabajaba en González Catán. Los investigadores determinaron en base a una denuncia que los mismos delincuentes habían cometido antes otro asalto en la zona.

El suceso ocurrió el lunes cerca de las 22.30 en la intersección de las calles Echaurri y Zeppelin. La víctima, identificada por la Policía como Agustín Ayala (25), recibió un disparo en la zona del tórax y, aunque fue trasladado al Hospital Simplemente Evita para recibir atención médica, finalmente falleció producto de la gravedad de la herida.

Los tres delincuentes armados que se movilizaban a bordo de un automóvil color negro interceptaron a la victima con intenciones de robo y, al resistirse, efectuaron tres disparos. al menos uno de los cuales lo impactó.

Según lo relatado por una mujer que instantes antes radicó una denuncia por robo, los delincuentes serian los mismos que la asaltaron a ella previo al crimen de Ayala.

En el lugar, personal de la Policía Científica incautó una vaina servida calibre 22 milímetros y realizó las tareas de campo correspondientes para poder esclarecer el hecho.

En la causa interviene la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Especializada en Homicidios de La Matanza a cargo de Gastón Duplaa, quien caratuló el hecho “homicidio agravado por el uso de arma de fuego” y ordenó diversas medidas, entre ellas el análisis de las cámaras de seguridad de la zona y la autopsia al cuerpo de Ayala.

Asaltaron a un matrimonio y a punta de pistola le robaron la camioneta en la puerta de su casa

Una pareja que llegaba en camioneta a su domicilio, ubicado en Isidro Casanova, fue abordada de forma violenta por delincuentes armados para robarle su camioneta.

Previamente, los ladrones los habían visualizado de lejos. Tiempo después, llegaron en un auto y una camioneta hasta donde se encontraba la pareja. Se presume que los vehículos podrían haber sido robados en otros asaltos por los mismos delincuentes.

Una de las víctimas arrojó las llaves de su camioneta en el cantero que estaba frente a su casa, en ese instante, los ladrones tomaron las llaves y se subieron al todoterreno. Lo encendieron y se lo llevaron. Pero, segundos antes, uno de los agresores empuñó su arma y efectuó dos disparos sin consecuencias para la pareja que salió ilesa del robo.