domingo, abril 14, 2024
MUNICIPIO

Presentaron un proyecto en la legislatura bonaerense para la expropiación de la fábrica La Nirva, de Lomas del Mirador

El diputado Guillermo Kane, del Frente de Izquierda Unidad (FIT), presentó un proyecto de ley en la legislatura bonaerense para la expropiación de la fábrica La Nirva, ubicada en Lomas del Mirador, para preservar la fuente de trabajo de casi 60 familias.

La orden de desalojo de la planta emitida por el Juez Fernando D´Alessandro motivó la reacción de los trabajadores que visibilizaron su situación con actividades en la puerta del establecimiento con el apoyo de vecinos, agrupaciones sociales y partidos políticos de izquierda.

Ante esta situación, Kane presentó un proyecto de ley para que se declare la expropiación del inmueble, las maquinarias y herramientas y que sean adjudicadas a la Cooperativa de Trabajo La Nirva, creada por los propios trabajadores ante los despidos y la falta de pago de los sueldos y aguinaldos a partir de 2018.

En el artículo 5 del proyecto, el diputado propone que La Nirva “sea declarada proveedora privilegiada del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires, que compraría a precio de mercado una cuota de su producción acordada con los trabajadores para abastecer el Servicio Alimentario Escolar y otros proyectos donde su producción pueda ser de utilidad”.

Kane reunido con trabajadores de La Nirva.

Los problemas comenzaron en 2017 cuando Matías Pérez Paradiso y Marcelo Iribarren compraron la empresa que fabrica los alfajores Grandote y La Recoleta, además de copitos de dulce de leche y cubanitos. Al año siguiente, comenzaron los despidos masivos, tanto que de los 120 empleados quedaron menos de 60 y la producción comenzó a bajar.

Los empleados, para proteger su fuente de trabajo, se organizaron para ocupar las instalaciones y evitar que se llevaran las máquinas. Fue en ese momento cuando se constituyeron en una Cooperativa de trabajo para comenzar a producir.

“La empresa está en concurso de acreedores, han pasado casi dos años y la justicia no resuelve sobre la quiebra de la misma, pero en todo este tiempo a partir de tener el reconocimiento del INAES (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social) y con el apoyo del MNER (Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas) presentamos un plan de trabajo viable para darle continuidad a la fábrica y hace un año que lo venimos haciendo, produciendo bajo nuestra responsabilidad”, sostuvo Lorena Pereira, trabajadora con 21 años en la empresa.

Los trabajadores sostienen que seguirán en la planta en asamblea permanente para evitar el vaciamiento, y que continuarán con la fabricación de alfajores para otras marcas para poder seguir adelante.

Sin embargo, la Justicia nombró un síndico que aprobó el plan de trabajo presentado por la cooperativa, aunque aclaran que podrían generar puestos laborales para 200 personas por la dimensión de las instalaciones y las maquinarias de la planta.