La Universidad de La Matanza pide el pase sanitario a su alumnado para el inicio de la cursada

La presentación del certificado que acredite el esquema completo de vacunación es un requisito establecido por las autoridades de la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) para las personas que quieran inscribirse para cursar cualquiera de las carreras que se dictan en la casa de estudios del distrito.

El rector de la UNLaM, Daniel Martínez, sostuvo en declaraciones a la TV Pública que “el Consejo Superior decidió en diciembre que para anotarse se debe tener el esquema de vacunación completa”.

En tal sentido, las autoridades de la universidad dispusieron que para iniciar el ciclo lectivo los inscriptos deberán presentar el cronograma completo de vacunación al menos 14 días antes del ingreso, debido a que la autonomía que gozan las universidades estatales les permite decidir en forma independiente, según ratificó el Consejo Interuniversitario Nacional.

Este requisito no es sólo para los estudiantes, sino que también se pide la aplicación de dos dosis a los docentes y al personal no decente.

Martínez, explicó que la “decisión se tomó previa consulta al Departamento de Salud de la universidad, que nos manifestaron que la aplicación de la vacuna reduce la carga viral, por lo tanto, limita también la posibilidad de contagio”.

La universidad estableció un Comité Medico, que está a cargo del departamento de Ciencias de la Salud, que evalúa cada caso en particular y determina su acreditación para que puedan cursar o no de manera regular.

El rector manifestó que la resolución del Consejo Superior prevé excepciones: “las personas que tengan alguna enfermedad que les impida vacunarse pueden presentar un certificado médico que acredite la no vacunación”.

“Los casos de más fácil aprobación es cuando hay certificados médicos avalados por profesionales que den cuenta de alguna afección. Y después se evalúa caso por caso dependiendo de las razones que esgrima cada estudiante”, dijo Martínez.

En el caso de que el Comité rechace el pedido de excepción, el interesado en cursar alguna de las carreras deberá presentar un hisopado negativo semanal para realizar actividades presenciales, aunque aclararon “que no se le prohíbe la concurrencia a nadie”.

“Esta decisión la tomamos para preservar la salud de los estudiantes y de toda la comunidad universitaria. Hay que tener en cuenta que a nuestra universidad asisten más de 65 mil estudiantes, por lo que si cursan sin vacunarse sería un gran foco de expansión del virus”, explicó el rector.

Además, señaló que no pretenden que la medida sea coercitiva, “lo que queremos es fomentar la vacunación porque es la única forma de salir de la pandemia. Nosotros estamos en un lugar crítico que es el conurbano”, indicó Martínez.

Asimismo, anticipó que hasta el momento el 70% de los que van a ingresar en alguna carrera presentaron los certificados con el esquema de vacunación completo, por lo que prevén que para el momento del inicio de clases serán muy pocos los estudiantes que no se hayan vacunado.

Por otra parte, desde la UNLaM explicaron que los exámenes se tomarán de manera presencial y que el objetivo es encaminarse hacia una presencialidad plena durante el próximo ciclo lectivo.